Noveto, una startup con sede en Israel, ha creado una revolucionaria tecnología que plantea la posibilidad de escuchar música u otro tipo de contenido de audio sin necesidad de auriculares, altavoces u otro tipo de dispositivo que permita a otras personas a nuestro alrededor escuchar dicho contenido en algún momento.

Esta tecnología está más cerca de lo que pensamos, y será presentada con motivo de la CES 2019, a llevarse a cabo en Las Vegas a principios del siguiente año. En concreto, esta tecnología plantea un sistema de ‘sonido focalizado’, que puede cumplir la misma función que unos auriculares pero sin necesidad de utilizarlos, algo que, en simples palabras, no es sencillo de explicar.

El punto clave de este sistema es que no se necesitamos colocarnos ningún dispositivo en nuestra cabeza o en la zona del oído para escuchar con claridad. Esto se debe a la tecnología de audio focalizado, que emplea un dispositivo llamado ‘Sowlo’, cuya forma es similar a la de una barra de sonido.

A diferencia del audio direccional, la tecnología de Noveto no necesita que estemos frente a un altavoz, o en este caso, a Sowlo, ya que el sistema puede ubicar al usuario y dirigir el sonido directamente a la ubicación de nuestros oídos. Por ello, no es necesario quedarnos quietos en un solo sitio, es decir, podremos tener movimientos naturales con nuestro cuerpo sin dejar de percibir el sonido.

Los sensores inteligentes incorporados a este sistema se encargan de ubicar y luego enfocar el audio en la posición en la que se encuentre el usuario en un entorno tridimensional. De esta forma, el sonido que emite el dispositivo se dirige a una zona concreta, sin necesidad de dispositivos móviles o cables.

Sowlo es el primer dispositivo en incluir esta tecnología, sin embargo, Noveto podría ofrecer este sistema a otras compañías fabricantes de altavoces, televisores, tabletas e incluso smartphones. De ser así, podríamos tener la posibilidad de estar en la misma sala y escuchar varias personas distintos sonidos, es decir, alguien pudiese escuchar el sonido de la TV, otra persona escuchar música desde su smartphone, y otra pudiese ver una película al mismo tiempo, sin que nadie se interrumpa.

Más en TekCrispy