Snapchat Nueva Funcion

Brian J. Robbins, socio de Robbins Arroyo LLP; present una demanda contra Ripple Labs Inc, XRPII LLC y su CEO; Bradley Glaringhouse en nombre del estudiante de la Universidad de San Diego David Oconer. La misma fue firmada vía fax a finales de junio de este año por la Corte superior de San Mateo en California, y consiste de más de una docena de páginas demostrando por qué y cómo Ripple estaría violando el Howey Test.

A través de su equipo legal, Oconer intenta demostrar cómo Ripple intentó manipular el precio de sus tokens de XRP de distintas maneras, incluyendo la emisión de órdenes de compra de más de 10 millones de tokens. Efectivamente, el precio de los tokens de XRP presentó subidas estrepitosas de mucho más del 100%, como resultado de este tipo de acciones.

Esta sería la tercera demanda presentada contra la compañía desde mayo de este año. Todas las demandas tendrían en común el hecho de que XRP sería considerado un valor, bajo definición de las regulaciones norteamericanas, señalando que Ripple Labs estaría detrás de la manipulación de los precios de tokens, lo que sería una clara violación del Howey Test.

Editorial demanda a Pandora por compartir letras de Tom Petty

Por su parte, la compañía está considerando estas demandas con mucha seriedad, inclusive acudiendo a la asesoría de dos antiguos miembros del SEC; Andrew Ceresney y Mary Jo White.

Ripple y los tokens de XRP se han visto envueltos en numerosas controversias desde sus primeros días, cuando sus tokens aparecieron de forma “ex nihilo” y la compañía responsable declaró contar con más del 60% de sus tokens. Si finalmente se declara que Ripple es un valor, la compañía se vería obligada a cesar sus operaciones de trading, incluso debiendo reembolsar fondos a sus inversionistas.

Más en TekCrispy