La psicopatía es un trastorno multifacético caracterizado por una combinación de rasgos de personalidad, patrones de comportamiento y características cognitivas. Estos incluyen el comportamiento antisocial crónico, la falta de empatía y un estilo interpersonal poco escrupuloso y manipulador.

Aunque se han utilizado aplicaciones teóricas de modelos de cognición para explicar la amplia gama de anormalidades manifiestas en la psicopatía, la base fisiológica de estas anomalías no es bien comprendida.

¿La luna llena realmente provoca comportamientos extraños?

En este sentido, un reciente estudio basado en imágenes cerebrales proporciona evidencia de que la psicopatía se asocia con mecanismos de atención fundamentalmente deteriorados. La investigación sugiere que los déficits emocionales en la psicopatía pueden estar enraizados en anormalidades en el procesamiento atencional.

Los investigadores utilizaron imágenes de resonancia magnética funcional (fMRI) para examinar la actividad cerebral de 168 adultos durante una tarea auditiva impar. Los voluntarios provinieron de dos centros penitenciarios estatales de mediana seguridad en el estado de Nuevo México.

Durante la tarea, los participantes escucharon una serie de ruidos que se presentaban uno después del otro. Se les pidió que presionaran un botón cada vez que oyeran un tono agudo en particular.

Los investigadores descubrieron que la psicopatía se asociaba con actividad anormal en varias regiones del cerebro involucradas en la atención, incluida la corteza temporal anterior, la corteza prefrontal medial, el cíngulo anterior dorsal, la unión temporoparietal y la corteza cingulada posterior.

Los rasgos psicopáticos se suelen atribuir a los déficits en los procesos emocionales que conllevan a graves consecuencias en el juicio y el comportamiento.

Lo que muestra este estudio es que puede haber procesos aún más fundamentales que están deteriorados, específicamente, la forma en que el cerebro codifica las diferencias entre lo que es importante y lo que no, incluso sin contenido emocional involucrado, y eso tiene más que ver con la atención.

El investigador Nathaniel E. Anderson, afiliado al Instituto de Investigación Biomédica y Ambiental Lovelace y coautor del estudio, comentó:

Ignorar las señales de alcohol y comida rápida es difícil, esta es la razón

“La razón por la cual el procesamiento emocional podría verse perjudicado en los psicópatas, es porque una persona psicopática no atiende la información emocional de la misma manera que lo haría un individuo neurotípico, por lo que esta información no está fuertemente integrada en procesos más complejos como la toma de decisiones.”

Los autores del estudio indican que los hallazgos apoyan los modelos de psicopatía que describen la integración deficiente de redes funcionales. Adicionalmente, demuestran una base neurofisiológica para la movilización anormal de la atención y una reducción del compromiso con los estímulos que tienen poca importancia motivacional entre las personas con altos rasgos psicópatas.

Referencia: Psychopathic traits associated with abnormal hemodynamic activity in salience and default mode networks during auditory oddball task. Cognitive, Affective, & Behavioral Neuroscience, 2018. https://doi.org/10.3758/s13415-018-0588-2

Más en TekCrispy