Nadie puede dudar de la belleza de las mariposas; estas, a menudo, muestran colores o combinaciones de ellos en las partes superiores e inferiores de sus alas. Sobre esto, un estudio reciente descubrió el gen responsable de la coloración en el lado dorsal.

Las variedades de colores observadas en las alas de las mariposas son el resultado de procesos evolutivos relacionados a las funciones de estas extremidades; por ejemplo, cuando las mariposas descansan con las alas cerradas, la superficie ventral de estas queda expuesta, por lo que su coloración les permite camuflarse y perderse de la vista de los depredadores.

Por su parte, la superficie dorsal de sus alas queda expuesta cuando estas están abiertas, por lo que suelen tener colores y patrones atractivos para llamar la atención de parejas potenciales. Sin embargo, la forma en la que se desarrolla el diseño no estaba clara hasta el momento.

¿Qué hay detrás del diseño de las alas de las mariposas?

Espécimen de la Bicyclus anynana, estudiada en la investigación. Créditos: Franklyn Park.

Este descubrimiento fue hecho mientras se observaba la expresión y las funciones del gen llamado Apteroso A, en la mariposa Bicyclus Anyana; al respecto, los investigadores sabían que este gen jugaba un rol fundamental en el desarrollo de las alas de algunos insectos, especialmente, en relación a su extensión y a la determinación del límite entre la parte dorsal y ventral.

Por esta razón, consideraron que podía ser responsable en la diferenciación de la apariencia entre las dos superficies de las alas de las mariposas. De esta manera, estudiaron la expresión del gen y lo eliminaron selectivamente de su genoma a fin de estudiar sus funciones sobre el desarrollo de las alas.

El experimento reveló que el A Apteroso se expresó únicamente en la parte dorsal de las alas, mostrándose ausente en la superficie ventral. Asimismo, se descubrió que mutaciones en este gen de las mariposas causaban defectos en el desarrollo de sus alas.

Sobre esto, Anupama Prakash, estudiante de Doctorado en el Departamento de Ciencias Biológicas de la Universidad Nacional de Singapur, plantea:

“Cuando este gen está mutando, los patrones de la superficie dorsal de las alas de las mariposas, desarrollan los mismos patrones que se observan en la parte ventral; esto significa que el gen A Apteroso está involucrado en la determinación del aspecto de la superficie dorsal”.

En la misma línea, durante la investigación, se descubrió que el gen en cuestión actúa como inhibidor de la formación de patrones de manchas que simulan un ojo en la superficie dorsal de las alas de las mariposas, puesto que, al eliminarla, se desarrollaron múltiples de estas marcas, tantas como las presentes en la parte ventral.

Adicionalmente, los investigadores sugieren que la presencia del gen influye sobre el desarrollo de rasgos específicos del ala, dependiendo del sexo de las mariposas. Por ejemplo, en la parte dorsal de las alas anteriores de las mariposas machos, actúa como inhibidor de la feromona masculina que se relaciona al desarrollo de escamas de plata.

Por el contrario, en la parte dorsal de las alas posteriores de las mariposas de este sexo, el gen activa el desarrollo de feromonas que permite la diseminación de pelos y escamas de plata.

Así, concluye Prakash que al identificar el gen que influye sobre el desarrollo de patrones específicos en las alas de las mariposas es posible la utilización de biomarcadores que permitan comprender la función de células específicas en la formación de los distintos diseños que caracterizan a las alas de las mariposas.

Referencia: Apterous A specifies dorsal wing patterns and sexual traits in butterflies, (2018). https://doi.org/10.1098/rspb.2017.2685