A pesar de que el sistema iOS, exclusivo de los dispositivos de Apple, es ampliamente utilizado en todo el mundo, no existe comparación con el sistema operativo Android, de la compañía de Mountain View, cuya cantidad de usuarios le supera abrumadoramente.

Sin embargo, a diferencia del primero, Android siempre ha sido criticado por sus constantes fallos de seguridad, los cuales han sido resueltos por la compañía, pero los smartphones continuarán siendo vulnerables.

De hecho, pese a que Google ha lanzado parches de seguridad mensualmente a fin de corregir estos fallos, el problema de fragmentación que existe en Android y la ruptura ocasional en la cadena de actualización a causa del propio fabricante continúan siendo los principales problemas del sistema operativo. Los dispositivos Nexus y Pixel no sufren de este mal, ya que reciben actualizaciones directamente de la empresa, sin embargo, el grueso de usuarios de Android no la tienen fácil.

En el último boletín de seguridad de Android, publicado el pasado 1 de julio, Google afirma haber resuelto 70 vulnerabilidades que ponían en riesgo a los usuarios de su software. En este sentido, de los 70 fallos corregidos, al menos 40 fueron hallados por los propios expertos de Google, y los 30 restantes fueron encontrados por investigadores externos, por lo cual sólo se ha revelado información de los fallos hallados por Google, por motivos de seguridad.

Según la publicación de Source Android:

El más grave de estos problemas es una vulnerabilidad de seguridad crítica en Framework Multimedia que podría permitir a un hacker utilizar un archivo especialmente diseñado para ejecutar código arbitrario dentro del contexto de un proceso con privilegios.

En pocas palabras, Google afirma que este error permitiría a los hackers utilizar un archivo para ejecutar malware con permisos de root sobre el smartphone o tableta. Asimismo, se conoció que los dispositivos de la marca también fueron actualizados, y mientras vayan incursionando más smartphones de alta gama de la mano de los diversos fabricantes de móviles, los dispositivos de gama media y baja no obtendrán estos parches para Android.

De hecho, este es el gran problema que existe con este sistema, y que aún está lejos de ser resuelto. Alternativas como Android One, sistema fabricado por terceros pero con soporte de Google, serían consideradas como correctas para revertir este problema, sin embargo, nada está claro por ahora.