Cuando las personas se someten a anestesia general, parecen perder el conocimiento por completo, o al menos dejan de reaccionar ante cualquier estímulo externo. Determinar si los pacientes bajo anestesia general pierden totalmente conciencia o si persiste en el cerebro en un estado alterado, es un tema que se ha debatido por años.

En este sentido, un equipo de investigadores finlandeses realizó un estudio cuyos resultados sugieren que el estado de inconsciencia inducido por la anestesia general, puede parecerse a un sueño normal más de lo que se pensaba anteriormente.

La anestesia puede ayudar a los pacientes a olvidar una memoria perturbadora

Para el estudio, los investigadores de la Universidad de Turku y del Hospital District del sudoeste de Finlandia analizaron los cambios causados ​​por los anestésicos mientras los pacientes estaban siendo monitoreados con electroencefalograma (EEG) y tomografía por emisión de positrones (PET).

Un grupo de jóvenes voluntarios sanos fueron anestesiados utilizando dexme-detomidina o fármacos anestésicos con propofol. Estas drogas se administraron de modo que los voluntarios simplemente no respondieran, lo que significaba que podían despertarse con una sacudida rápida o un sonido fuerte.

Mientras estaban inconsecuentes, los voluntarios escucharon grabaciones de oraciones, con o sin sentido, por ejemplo: “El cielo nocturno estaba lleno de tomates brillantes”. El propósito del experimento fue ver si las oraciones sin sentido provocaban la reacción en los EEG, como se esperaría de una persona despierta.

Los investigadores manifestaron que las respuestas en el EEG mostraron que el cerebro de las personas bajo anestesia, no pudo diferenciar entre oraciones normales y extrañas. Tanto las palabras inesperadas como las esperadas produjeron una respuesta significativa, lo que significa que el cerebro estaba tratando de interpretar el significado de las palabras.

Sin embargo, una vez que los voluntarios se despertaron, no recordaban las oraciones que habían escuchado.

Los participantes también estuvieron expuestos a una serie de sonidos desagradables durante la anestesia. Después de que se despertaron, los sonidos se tocaron nuevamente y, sorprendentemente, reaccionaron más rápido a estos sonidos que a sonidos nuevos que no habían escuchado antes.

Este niño casi pierde su audición luego de que una garrapata se enterró en su oído interno

Los autores del estudio manifiestan que estos resultados sugieren que el cerebro puede procesar sonidos y palabras a pesar de no poder recordarlas después. Contra la creencia común, la anestesia no requiere la pérdida total de la conciencia, ya que es suficiente para desconectar al paciente del entorno.

En referencia a los resultados de la investigación, el Dr. Harry Scheinin, coautor del estudio, comentó:

“El estado de conciencia inducido por los anestésicos puede ser similar al sueño natural. Mientras las personas duermen, sueñan y el cerebro observa inconscientemente las ocurrencias y los estímulos en su entorno; por lo tanto, el estado de inconsciencia inducido por la anestesia podría parecerse más al sueño normal de lo que pensábamos anteriormente.”

Referencia: Differentiating Drug-related and State-related Effects of Dexmedetomidine and Propofol on the Electroencephalogram. Anesthesiology, 2018. https://doi.org/10.1097/aln.0000000000002192

Más en TekCrispy