A pesar de que los actuales avances tecnológicos en materia de altavoces inteligentes han permitido que miles de familias puedan ahorrar tiempo y un mejor rendimiento en sus tareas diarias, también es cierto que de no ser utilizados de la manera correcta, estos dispositivos podrían generar niveles de apatía preocupantes para cualquier persona.

Los recientes lanzamientos de Amazon, como el Echo Show, demuestran que la demanda de dispositivos controlados por voz sigue en aumento, y esta tendencia no parece mostrar signos de reversión.

Un nuevo informe de la firma de relaciones públicas Walker Sands, con sede en Chicago, ha revelado que al menos un 64 por ciento de los propietarios de dispositivos controlados por voz lo utilizan al menos 1 vez por semana, mientras que 1 de cada 5 utilizan altavoces inteligentes una vez al día. De hecho, la fiebre es tan abrumadora, que quienes ya poseen uno de estos dispositivos, continúan comprándolos por encima de quienes no están familiarizados con la tecnología.

A través de una encuesta, la firma encontró que al menos un 39 por ciento de los usuarios confesaron que poseen al menos dos dispositivos controlados por voz, mientras que un 7 por ciento reveló que cuentan con 4 o más dispositivos.

A pesar de este amplio auge de altavoces inteligentes, la firma encontró que los usuarios no los utilizan para tareas complejas. Por ejemplo, reproducir canciones, escuchar chistes, o controlar equipos inteligentes para el hogar, son las tareas más habituales con las que los usuarios dan uso a estos dispositivos.

Con respecto a los sitios del hogar donde mayormente se utilizan los dispositivos, la encuesta reveló datos interesantes. Por ejemplo, el 57 por ciento de las personas afirmó utilizar un altavoz inteligente en la sala de estar, un 27 por ciento en el dormitorio principal, y un perturbador 14 por ciento en el baño.

De hecho, más de un 40 por ciento de los encuestados dijo que desearía utilizar un altavoz inteligente en su coche, un 38 por ciento dijo que los prefería para encender la TV, un 24 por ciento para controlar electrodomésticos y un 19 por ciento dijo que deseaba utilizarlo en la ducha. El 13 por ciento restante afirmó desear disponer de más opciones de control por voz mientras estaban en el baño.

Por lo pronto, sabemos que estos dispositivos se están convirtiendo en una herramienta importante dentro del hogar, y esta encuesta demuestra que las personas desean organizar sus rutinas diarias con la ayuda de un altavoz inteligente. Pese a ello, la interrogante más importante tiene que ver con la confianza que muchas personas más deberán poner sobre esta tecnología.