La migraña es una afección común en hombres y mujeres.

Buenas noticias para las personas que sufren de migraña; recientemente un equipo de científicos logró identificar los patrones de actividad eléctrica cerebral al inicio de la migraña y pusieron a prueba una estrategia para detenerlas.

El experimento estuvo encabezado por Steven J. Schiff, un Profesor de Ingeniería en los departamentos de Neurocirugía, Ciencia y Mecánica de la Ingeniería Física en Penn State; sobre esto, manifiesta:

“Descubrimos que la difusión de la despolarización, también conocida como depresión diseminada, que se observa en las migrañas, es un fenómeno biofísico fundamental y se puede detener con corrientes eléctricas que, curiosamente, son opuestas a las usadas para detener las convulsiones”.

Imágenes generadas por redes neuronales artificiales permiten controlar la actividad neuronal

Si bien esto no implica que se haya desarrollado una cura para la migraña, representa un paso hacia adelante en la comprensión de los mecanismos cerebrales que se activan al inicio de estos dolores de cabeza, los cuales tiene una incidencia del 10% en hombres y 22% en mujeres.

Para llevar a cabo la investigación, se desarrollaron experimentos analizados en función de modelos computacionales de la biofísica de la despolarización extendida, logrando demostrar satisfactoriamente la modulación, supresión y prevención de la despolarización dispersa en cortes de cerebro de ratas.

Muchas personas, antes de padecer la migraña, experimentan un fenómeno conocido como aura visual, que anuncia la proximidad del dolor de cabeza; en este sentido, Schiff y su equipo se concentraron en la actividad eléctrica cerebral que origina este fenómeno, ya que es importante en el desarrollo de la migraña.

A partir de esto, observaron que la actividad eléctrica cerebral asociada al aura funciona como un apagón progresivo; es decir, en este fenómeno no se ve afectada una sola célula, sino que se produce una reacción en cadena que va afectando al cerebro completo y causando inflamación.

Específicamente, las células cerebrales esta compuestas por un cuerpo central llamado soma y un brazo, denominado dendrita; estas dos estructuras le permiten a los científicos polarizar las células a partir de corrientes eléctricas, pues en un extremo se acumulan las cargas positivas y en el otro las negativas, usando corrientes eléctricas para modular su actividad.

Esto parte de la hipótesis de los investigadores de que al detener el aura visual, es decir, el inicio de la migraña, sería posible detener el proceso completo; al hacerlo, descubrieron que las cargas necesarias para impedir la expansión eran opuestas a lo asumido en un primer momento.

Las imágenes del cerebro de las ratas muestran que la actividad eléctrica neuronal de la migraña se puede detener. Créditos: Schiff Lab/Penn State

En una decapitación, ¿cuánto tiempo una cabeza humana puede permanecer consciente?

Al elegir cargas opuestas, se detuvo la propagación de la migraña. En otras palabras, al usar cargas positivas, detuvieron la polarización y se evito el dolor de cabeza, poniendo fin a los episodios de este padecimiento.

Finalmente, estas aplicaciones de corriente eléctrica, según los autores, son seguras para el cerebro de los humanos; sin embargo, se hacen necesarios ensayos clínicos para evitar los riesgos. De esta manera, los resultados obtenidos nos acercan a la posibilidad de detener inmediatamente este padecimiento, mejorando la calidad de vida de los pacientes.

Referencia: Control of Spreading Depression with Electrical Fields, (2018). https://doi.org/10.1038/s41598-018-26986-1

Más en TekCrispy