Luego de que saliera el nuevo disco de Drake, ‘Scorpion’, Spotify realizó una campaña publicitaria algo invasiva que consistió en colocar imágenes de Drake por toda la plataforma, especialmente en las carátulas de otros discos y listas, incluso en las cuentas de suscriptores premium, quienes precisamente pagan este servicio para librarse de la publicidad.

Algunos de estos usuarios expresaron su molestia a Spotify y pidieron un reembolso del dinero pagado el pasado mes, mientras que otros decidieron darse de baja en la aplicación. Sin embargo, a pesar del alboroto ocasionado por el incidente, la compañía expresó que las quejas fueron menores en relación con el número de suscriptores, y que por esa razón no preparará ninguna política de devolución general.

La campaña fue la primera “toma de control global de un artista” en Spotify, llamada ‘ScorpionSZN’, en la que Drake se apropiaba de múltiples listas el mismo día. El día del lanzamiento, la imagen del rapero aparecía en todas las portadas de mezclas como RapCaviar, Beast Mode, Today’s Top Hits, hasta Bachata Lovers, en la que no había una sola canción del artista. Este enfoque agresivo de publicidad tuvo como resultado 142 millones de copias vendidas, y 10 millones de reproducciones por hora en Spotify a menos de 16 horas del lanzamiento.

Sobre la campaña, algunos usuarios de Reddit expresaron su descontento, uno de ellos dijo que “Spotify está siendo poco profesional al no respetar  a los artistas que se encuentran en estas listas” y lo considera como “una tendencia muy mala” el hecho de que estos artistas con gran reconocimiento mundial se sigan apoderando a la plataforma.

Hace unos días, Drake había sido destronado por el artista colombiano J. Balvin, con 327 millones de reproducciones de la canción ‘X’, junto a Nicky Jam. Veamos si el rapero recupera el número uno, y al ritmo que va, parece que lo hará.