La célula del virus del papiloma humano es responsable de casi todos los tipos de cáncer de cuello uterino

El cáncer de cuello uterino ocupa el cuarto lugar en la lista de los tipos de cáncer más mortales entre las mujeres alrededor del mundo. En este sentido, un nuevo estudio sugiere que la prueba del Papanicolaou falla a la hora de detectar los primeros signos de cáncer de cuello uterino asociados al virus del papiloma humano.

Sobre esto, los resultados parecen indicar que la detección de la infección por este virus supera en eficacia a la mencionada prueba.

Específicamente, las pruebas de Papanicolaou son la forma más frecuente que usan los médicos para detectar cáncer de cuello uterino, sin embargo, luego de un ensayo clínico de gran envergadura con mujeres canadienses, se observó que estas pruebas suelen omitir signos de crecimiento celular anormal en el cuello uterino.

Al respecto, se observó que luego de cuatro años, se encontraron 5,5 nuevos casos de mujeres con células cervicales precancerosas severamente anormales por cada 1.000 pacientes que se hicieron las pruebas de Papanicolaou, en comparación con los 2,3 casos por cada 1.000 mujeres que se hicieron las pruebas de detección del virus del papiloma humano.

Sobre esto, L. Stewart Massad, una oncóloga especializada en ginecología de la Facultad de Medicina de la Universidad de Washington, en St. Louis, afirma:

“Deberíamos alejarnos del cribado a partir de pruebas de Papanicolaou y centrarnos más en el cribado con pruebas de detección de la infección por el virus del papiloma humano”.

Esto no es nada nuevo, pues estudios anteriores develan que las pruebas de detección del virus del papiloma humano permiten detectar con mayor eficacia la presencia de células anormales en el cuello uterino antes de que se conviertan en células cancerosas.

Así, en 2009, una investigación reporto menos casos de cáncer de cuello uterino, además de una menor tasa de mortalidad, en mujeres de la India que habían sido evaluadas previamente para el virus del papiloma; de esta manera, se promueve el uso de pruebas de detección del VPH en los países más pobres, donde los métodos de diagnóstico temprano no son muy comunes.

Para complementar esto, la nueva investigación sugiere que las pruebas de detección del virus del papiloma pudiesen aumentar las tasas de diagnóstico temprano en naciones que tienen programas de prevención bien establecidos, como Estados Unidos.

Detección temprana del Virus del Papiloma Humano

En la Prueba de Papanicolaou, se raspan las células del cuello uterino y se analiza su crecimiento

Es importante hacer notar que el VPH es la infección de transmisión sexual más frecuente en los Estados Unidos y es causante de casi todos los casos de cáncer de cuello uterino. Para prevenir esto, los médicos suelen verificar la presencia de esta infección en las células extraídas del cuello uterino y, en caso de resultar positivo, exploran en profundidad esta estructura a fin de buscar células anormales.

Así, mediante la prueba del Papanicolaou, se raspan las células del cuello uterino y se examina su crecimiento, sin embargo, la prueba suele pasar por alto los primeros signos de cáncer. Vale acotar que, desde la década de los 50, cuando se pusieron en marcha las iniciativas de detección temprana, la cantidad de casos nuevos y la mortalidad asociada al padecimiento ha disminuido significativamente.

En torno a esto, el nuevo estudio sugiere que la detección pudiese hacerse, incluso, en etapas más tempranas de la enfermedad. Particularmente, tras someter a 8.000 mujeres a pruebas de detección del virus del papiloma humano y a otras 8.000 pacientes a pruebas de Papanicolaou, se encontró que, cuatro años más tarde, en las mujeres que obtuvieron resultados negativos en la prueba de VPH, se descubrieron tres casos de crecimiento anormal.

Por su parte, de las 8.000 mujeres que obtuvieron resultados favorables en la prueba de Papanicolaou, cuatro años después, encontraron 25 casos adicionales de células anormales en el cuello uterino.

En conclusión, los investigadores recomiendan implementar cambios en los métodos de detección temprana, priorizando las pruebas de VPH, junto a mejores estrategias educativas, tanto para médicos como para los pacientes, lo que, en función de experiencias pasadas, traerá mejores resultados en lo que a vencer el cáncer de cuello uterino se refiere.

Referencia: Effect of Screening With Primary Cervical HPV Testing vs Cytology Testing on High-grade Cervical Intraepithelial Neoplasia at 48 Months, (2018). https://doi.org/10.1001/jama.2018.7464