La Copa mundial de la FIFA, que se celebra actualmente en Rusia, no sólo le ha ofrecido a los fanáticos momentos de emoción viendo a sus equipos favoritos, sino la posibilidad de conocer más sobre el estilo de vida en el país. Cientos de miles de aficionados de todo el mundo han acudido a las ciudades anfitrionas del campeonato, en donde comprarán suvenires, comerán en restaurantes, disfrutarán de la vida nocturna y pagarán todo usando efectivo o tarjetas de crédito o débito.

Varias agencias de comunicación han afirmado que este Mundial está más orientado hacia el comercio con criptomonedas, con algunas tiendas en Rusia ofreciendo opciones de pagos en monedas digitales, a pesar que no están reguladas aún por los entes legislativos. Por eso decidimos comprobar con nuestros propios ojos cómo están funcionando realmente los servicios con criptomonedas y acudimos a locales que han anunciado que operan con ellas.

Uno de los primeros lugares que comenzó a aceptar criptomonedas como forma de pago en Moscú fue el restaurante Valenok, especializado en cocina rusa. De hecho, el año pasado un cliente pagó allí por su cena usando bitcoins, un evento que se viralizó en los medios locales.

Nuestra conversación con Viktoria, una empleada del restaurante, se desarrolló de la siguiente manera: “Hola, me gustaría reservar una mesa para mis amigos de Serbia y para mí, el problema es que quieren pagar con bitcoins”; se mostró bastante emocionada al principio, pero antes de darme una respuesta, me pidió que esperara un momento. “Sé que hemos aceptados bitcoins en varias ocasiones, pero déjeme consultarlo para ver si podemos proceder”, dijo antes de conversar con el gerente. Después de 30 segundos volvió y se disculpó diciendo: “Lo sentimos mucho, pero no estamos aceptando criptomonedas en este momento, podría pagar igualmente con crédito o efectivo. Aceptaremos criptomonedas nuevamente en futuras oportunidades, pero no le sabría decir cuándo”. Ese fue un comienzo difícil, ¡pero no había necesidad de desanimarse!

El siguiente local que visitamos fue Lavkalavka, una cooperativa agraria que anunciaba en su sitio web la posibilidad de pagar con bitcoins. Nuestra conversación siguió así: “Desafortunadamente, no estamos aceptando bitcoins temporalmente”, nos dijo el gerente, mientras agregaba que: “en nuestro sitio web sí puede adquirir cualquier producto con nuestra criptomoneda nativa BioCoin, la cual puede comprar en un exchange o ganarla como premio con la compra de un producto, dependiendo de la cantidad facturada”.

Para nuestra desgracia, no teníamos esa criptomoneda, por lo que terminamos comprando un pedazo de queso con la tarjeta de crédito. Como una nota aparte, nos gustaría aclarar que los tokens BioCoin se pueden almacenar en una billetera móvil y se pueden intercambiar uno a uno por puntos del programa de lealtad en cualquier momento. A su vez, los puntos se pueden usar para adquirir bienes y servicios de los socios de la cooperativa agraria. Actualmente, un BioCoin (BIO) equivale a unos 0,47 rublos o US$0,007.

Sin perder las esperanzas, nos dirigimos a una de las 465 cadenas de cervecería Pivoteka y locales de sidrería, en donde nos dijeron lo siguiente: “Sí, estamos aceptando bitcoins. En la registradora generaremos el código QR y podrá debitar el monto de su billetera digital en su teléfono móvil”.

Eso hicimos y compramos con criptomonedas una de las bebidas más populares entre los fanáticos en Moscú.

Asimismo, estando todavía en Moscú, intentamos reservar una habitación en el hotel SPBInn en San Petersburgo y no tuvimos inconveniente alguno. Todo lo que hicimos fue transferir el monto requerido a la dirección de la billetera digital del hotel y luego confirmar el pago a la administración. ¡Fue muy fácil!

Cabe destacar que estos escenarios son más una excepción, que una regla, pues la mayoría de los locales, incluso al centro de Moscú, no aceptan monedas digitales, sin mencionar las ciudades más pequeñas, en donde sólo son usadas dependiendo del interés de cada quien. Los aficionados a quienes entrevistamos también afirmaron que prefieren los métodos de pago tradicionales, sea con crédito o efectivo; de hecho, durante los días de juegos hay largas filas de extranjeros en los exchanges en el centro de Moscú.

¿Dificultades en el intercambio de activos?, no con las criptomonedas

De acuerdo con Daria Generalova, cofundadora de ICOBox, la primera y mayor solución SaaS que guía a las empresas en el proceso de sus Ofertas Iniciales de Criptomonedas (ICOs):

Aún así, llena de entusiasmo saber que, por lo menos, algunos locales hacen el esfuerzo por trabajar con criptomonedas. Esto es señal que no estamos dando vueltas en círculos y estamos viendo un progreso y que las personas están tomando las tendencias del mercado y creando ofertas, incluso cuando aún no existe mucha demanda.

Claro que todavía es temprano para hablar sobre este Mundial vestido con la bandera de las criptomonedas, pero no descarto la posibilidad de que la situación en Rusia y Europa cambie en los próximos dos años. Las monedas digitales serán reguladas y los participantes del mercado comenzarán a entender las reglas para trabajar con ellas.

Más en TekCrispy