La Agencia de Estándares Alimenticios (Food Standard Agency – FSA) de Reino Unido terminó un proyecto piloto en asociación con un matadero de ganado en el que se implementó tecnología blockchain por primera vez como herramienta reguladora para asegurar el cumplimiento en el sector de alimentos.

El programa fue implementado en el matadero en el que ambas partes tuvieron acceso a los datos con el objetivo de mejorar la transparencia en la cadena de suministro del sector alimentos. La agencia pretende aplicar otro piloto en el mes de julio, en este caso, para permitir que los granjeros tengan acceso a datos sobre los animales de sus granjas.

“Nuestro enfoque ha sido desarrollar estándares de datos con la industria que convertirán la teoría en realidad y estoy encantado de poder mostrar que la tecnología blockchain sí funciona en esta parte de la industria de alimentos. Creo que hay grandes oportunidades actualmente para que la industria y el gobierno trabajen juntos para expandir y desarrollar este enfoque”, explicó Sian Thomas,  jefe de la Gerencia de Información de la agencia.

La FSA dice que van a intentar replicar el programa en otras plantas y que para que la tecnología blockchain se implemente de manera permanente, la iniciativa debe ser liderada por la industria, pues la información que está disponible es producto de la recolección y comunicación de los resultados de inspección.

Blockchain en la industria alimentaria

IBM, en alianza con Walmart y otras nueve compañías, está creando un sistema basado en tecnología blockchain, llamado Food Trust, que tiene como objetivo rastrear la cadena de suministro de la comida. Frank Yiannas, el jefe de seguridad alimentaria de Walmart, describió el sistema blockchain de Food Trust como “el equivalente al seguimiento de alimentos de FedEx”, en el que se capturan “datos en tiempo real en cada punto, en cada producto alimenticio”.

Food Trust incluye empresas como Nestlé, Dole Food, Driscoll’s, Golden State Foods, Kroger, McCormick, McLane, Tyson Foods y Unilever. Las empresas han estado colaborando en el proyecto desde 2016, y las pruebas comenzaron a realizarse en agosto del año pasado.