El nuevo esquema de recaudación de fondos impulsado por las ICOs no deja de ser tendencia entre las diversas startups que incursionan en el sector de la tecnología Blockchain, y prueba de ello es la alta rentabilidad que muchos de estos proyectos ha dejado para sus promotores. Esta también es la razón de que las autoridades de valores de diversos países del mundo estén siguiéndoles la pista a estas ventas de tokens.

La firma PwC, reconocida como una de las firmas de consultoría de la Big Four, y que recientemente lanzó una herramienta de análisis para ayudar a rastrear tokens digitales luego de su lanzamiento para proteger a las startups de los delitos financieros, ha publicado un nuevo informe donde revela que 537 ICOs fueron realizadas durante los primeros meses de 2018, las cuales generaron US$ 13.7 mil millones.

La publicación cita a Daniel Diemers, jefe de Blockchain en PwC Strategy, quien descubrió junto a investigadores de Crypto Valley, Nueva York, Zúrich y Hong Kong,  que la actividad de las ICOs ha aumentado en 2018 a pesar de abrumadora caída de casi un 70 por ciento del mercado de las criptomonedas, impulsado por el decrecimiento del valor del Bitcoin.

El informe de los investigadores, titulado ‘Ofertas Iniciales de Monedas: una perspectiva estratégica’, destaca el crecimiento continuo y la popularidad de las ICOs a nivel mundial en 2018, y promete continuar analizando los cambios y desarrollos en la industria a medida que su expansión continua y su cambio sustancial se convierten en una realidad.

La gran mayoría de los fondos recibidos a través de las 537 ventas simbólicas durante el primer y segundo trimestre de este año, según el informe, provino de inversionistas que poseían grandes sumas de Bitcoin y Ether, la criptomoneda de Ethereum, que como sabemos, es la criptomoneda predilecta al momento de comprar tokens ofertados por uno de estos formatos de inversión.