Los avances tecnológicos de la actualidad dan para todo tipo de noticias positivas en relación al transporte, la ciencia y el entretenimiento. Sin embargo, cuando se trata del desarrollo de armas, el desarrollo de la tecnología suele ser inquietante, y China, uno de los países más influyentes del mundo, es uno de los países más innovadores con respecto a este sector.

En este caso, una firma china ha fabricado un rifle láser que no parece tener ningún tipo de finalidad pacífica, ya que permitirá lanzar rayos invisibles a gran distancia para hacer daño a las personas a través de la piel.

En concreto, el rifle de asalto láser ZKZM-500 es capaz de alcanzar objetivos a 800 metros de distancia, encender objetos inflamables y quemar la piel humana. Los investigadores detrás de este proyecto afirman que el rifle ya está listo para su producción.

El diario local South China Morning Post reveló a través de un informe, que los investigadores del Instituto Xian de Óptica y Mecánica de Precisión, de la Academia China de Ciencias, contribuyeron en la creación del poderoso rifle láser, y que pronto podría pertenecer al arsenal de armas de la policía del país asiática para labores de antiterrorismo.

Con respecto al arma en sí, se trata de un rifle calibre 15 mm que tiene un peso de 3 kilogramos, casi lo mismo que un AK-47, teniendo un alcance de 800 metros. Además, se pudo conocer que podría ser incorporado en coches, barcos e incluso aviones.

En situaciones de rehén, el rifle serviría para disparar a través de ventanas contra los objetivos y dejar inactivos a los secuestradores temporalmente mientras otras unidades se movilizan para el rescate de las víctimas. Asimismo, el rifle sería utilizado en labores encubiertas, ya que el rayo es lo suficientemente potente para quemar a través de un tanque de gas y encender una instalación de almacenamiento de combustible en un aeropuerto militar.

Una de las ventajas de este rifle es que su disparo láser es completamente invisible, lo que impediría al objetivo saber lo que sucede al recibir el la quemadura del láser, cuyo dolor sería lo suficientemente fuerte como para no soportarlo. De hecho, uno de los investigadores dijo al medio chino que si el objetivo utiliza ropa inflamable podría incendiarse.

El costo de este rifle rondará los US$ 15,000, y el hecho de no incluir municiones sino una batería de litio que permite 1,000 ráfagas de láser de dos segundos cada una, lo hace bastante económico para un civil. Pese a ello, y por fortuna, el uso de esta arma sólo está destinado al sector militar y policial.