Muchas personas, especialmente quienes están considerando asumir o mantienen una dieta alimenticia, tienen interés en el contenido calórico de los alimentos que consumen, por lo que suelen revisar los valores publicados las etiquetas de información nutricional adheridas a los empaques. Pero, ¿alguna vez te has preguntado cómo se calcula la cantidad de calorías en los alimentos?

Para responder esa cuestión es conveniente comenzar por definir lo que es una caloría. En términos científicos, una caloría es una unidad de energía, al igual que un metro es una unidad de distancia, o un gramo es una unidad de masa. Una caloría es la cantidad de energía que necesita para elevar 1 gramo de agua en un 1 grado Celsius.

Por lo tanto, si tuvieras una taza con 224 gramos de agua, (8 onzas) y quisieras que fuera 5 grados más caliente, necesitarías (224 x 5) 1.120 calorías.

Tradicionalmente, el contenido de energía de los alimentos se midió usando una bomba de calorimetría o calorímetro. Una muestra de comida, por ejemplo, un pequeño trozo de carne, se coloca en un recipiente de metal llamado bomba, cual se llena con oxígeno y se coloca dentro de un contenedor donde está rodeada de agua.

Entonces, la muestra se enciende por una corriente de electricidad. La cámara de agua absorbe el calor que se libera cuando la muestra de comida se quema. Un termómetro mide el aumento de la temperatura del agua.

Como una caloría aumenta la temperatura de agua en 1 grado, el recuento de calorías se obtiene calculando el cambio en la temperatura del agua multiplicado por el volumen de agua.

Como es evidente, este método de medición de calorías resultó engorroso y poco práctico. En el siglo XIX, el químico Wilbur O. Atwater determinó la cantidad promedio de calorías en las tres principales fuentes de energía en los alimentos: grasas, carbohidratos y proteínas.

Descubrió que las grasas tenían un valor promedio de 9 calorías por gramo y los carbohidratos y proteínas, 4 calorías por gramo. Basado en estos valores se instituyó el llamado “Método 4-9-4” o sistema Atwater.

Basados en este sistema es cómo en la actualidad se determinan los valores de calorías en las etiquetas de los alimentos. Por ejemplo, un paquete de galletas con 5 gramos de grasa, 22 gramos de carbohidratos y 2 gramos de proteínas, debería contener alrededor de 140 calorías.

A pesar de que este método tiene más de un siglo, ayudó a materializar la base de datos de composición de alimentos del USDA (Departamento de Agricultura de los Estados Unidos) que sirve como guía para elaborar las etiquetas de información nutricional.

Pero si de actualidad se trata, nada mejor que los beneficios que ofrece la tecnología que hoy disponemos; En tal sentido, si requieres conocer el contenido calórico de tu cena, basta con recurrir a aplicaciones especialmente diseñadas para tal fin.

Entre las más reconocidas se encuentran: MyNetDiary Pro, My Macros +, CRON-O-Meter, para la plataforma iOS, y Calorie Counter by FatSecret o MyPlate Calories Tracker para Android.

Referencia: Atwater System of Caloric Values. Nutrition Reviews, 1945. https://doi.org/10.1111/j.1753-4887.1945.tb08592.x