Un nuevo estudio aporta evidencias respecto a que el entrenamiento de levantamiento de pesas mejora la respuesta cardiovascular ante situaciones estresantes. Al respecto, Peter Gröpel, de la Universidad de Viena y autor de la investigación, plantea:

“Muchas personas hacen ejercicio en sus ratos libres por diversas razones, por placer, por estética o por salud. En este sentido, hay una gran cantidad de investigaciones que respaldan que el ejercicio regular fortalece la salud puesto que ayuda a lidiar con el estrés”.

No obstante, de acuerdo al autor, una buena parte de estas investigaciones se centran en entrenamientos de resistencia, obviando a aquellos que no disfrutan tanto el entrenamiento cardiovascular, como trotar o manejar bicicleta, sino que prefieren el levantamiento de pesa. Por lo tanto, es necesario saber si ambos tipos de entrenamiento pueden compararse en torno a sus efectos para ayudar a lidiar con el estrés, como factor promotor de la salud física y psicológica.

Para llevar a cabo el experimento, se contó con 34 participantes, de los cuales 12 entrenaban con pesas, 10 entrenaban con ejercicios cardiovasculares y los otros 12 no entrenaban; los cuales fueron sometidos a escenarios en los que se les indujo estrés experimentalmente.

Al hacer esto, se observó un aumento de los niveles de cortisol en sangre cuando fueron expuestos a la situación estresante, además de un aumento en su frecuencia cardiaca, junto a un estado de ánimo disminuido.

No obstante, la respuesta de estrés cardiovascular fue significativamente mayor en el grupo de hombres no entrenados que en los grupos de participantes que si llevaban a cabo sus entrenamientos, ya sea con ejercicio cardiovascular o a partir del levantamiento de pesas.

En conclusión, de acuerdo al autor, las personas que entrenaban, ya sea con ejercicios cardiovasculares o con pesas, mostraron una mejor respuesta cardiaca ante las situaciones de estrés

Por lo tanto, es posible afirmar que el entrenamiento regular vale la pena, independientemente de si los ejercicios se orientan hacia la quema de grasa corporal o al aumento de la masa muscular, puesto que ambos fortalecen el corazón y ayudan a lidiar con el estrés. Sobre esto, plantea Gröpel:

“Los entrenamientos cardiovasculares y de pesas, hechos con regularidad y a largo plazo, están asociados a los mismos beneficios cardiovasculares y en torno a la respuesta de estrés”.

No obstante, es necesario saber que el estudio tuvo algunas limitaciones; por ejemplo, solo se emplearon participantes con buenas condiciones de salud, por lo que la extrapolación de los resultados está circunscrita a personas con estas características.

Así, se hace necesario replicar el experimento, comparando variables tales como el género, la edad y algunos factores clínicos asociados a la salud.

Referencia: Endurance- and Resistance-Trained Men Exhibit Lower Cardiovascular Responses to Psychosocial Stress Than Untrained Men, (2018). https://www.doi.org/10.3389/fpsyg.2018.00852