Malta ha pasado a ser “la isla del blockchain” tras convertirse en el primer país en el mundo en aprobar tres proyectos de ley sobre criptomonedas y tecnología blockchain que favorecen a la criptocomunidad.

Los proyectos fueron propuestos por Silvio Schemberi, Secretario de Servicios Financieros, Economía Digital e Innovación del Parlamento, y se aprobó bajo votación unánime. Las nuevas leyes regulan las ICOs, criptomonedas y prácticas de negocio para constituir compañías orientadas en criptomonedas.

A continuación ampliamos los detalles de los proyectos de ley:

  • Ley de Activos Financieros Virtuales: regula la aplicación de las ICOs como una nueva forma de recaudar fondos. Estipula que las startups que buscan trabajar con ICOs deben presentar un informe que describa en detalle todo el proyecto, una práctica que es normalmente aplicada entre las startups. Adicionalmente, las firmas ICO deberán publicar su historial financiero.
  • Ley de Autoridad de Innovación Digital de Malta: la segunda ley regula el mercado de criptomonedas y de blockchain y establece una nueva entidad reguladora llamada Autoridad de Innovación Digital de Malta, la cual será dirigida por una Junta de Gobernadores y un CEO. El primer CEO o director ejecutivo nombrado es Stephen McCarthy.
  • Proyecto de Ley de Arreglos y Servicios Tecnológicos: discute el registro y procedimientos para obtener licencia para proveedores de servicios basados en tecnología blockchain. También establece las directrices para el registro de una exchange en el territorio maltés. Se espera que esta ley atraiga grandes casas de cambio de criptomonedas de todo el mundo.
Tether comienza a emitir su stablecoin USDT en la blockchain de Tron

Aun antes de que estas leyes se aprobaran, Malta era considerado un territorio apto para startups que trabajan con criptomonedas y tecnología blockchain. Muchas de las grandes compañías de la industria, como Binance y OKEx, tienen oficinas en Malta.

El país también se encuentra trabajando en una reforma del sistema educativo en el que los ciudadanos podrá almacenar sus récords académicos en una plataforma basada en tecnología blockchain.

Más en TekCrispy