Tras el caos que la constitución de gobernanza EOS generó tras el lanzamiento de su red principal hace dos semanas, fue anunciado que Block.one, los creadores de la red EOS, reveló que participará en el proceso de votación por nuevos productores de bloques.

Recordemos que EOS posee una especie de constitución que permite establecer el proceso de gobernanza en la plataforma; sin embargo, tras su lanzamiento, ha venido presentando una serie de irregularidades, como el robo de claves privadas, lo cual puso en duda el sistema de resolución de conflictos.

Tras el incidente el ECAF (Foro de Arbitraje de EOS Core) –figura intermediaria en la resolución de conflictos– tomó la decisión de congelar algunas cuentas afectadas por el robo, acción ampliamente criticada por la comunidad.

Por ello el CTO de Block.one, Daniel Larimer, reveló que efectuaría “un referéndum para la constitución de EOS”, a fin de cambiar establecer nuevas normativas respecto a su previa constitución.

Ahora bien, en cuanto a la participación de Block.one, la compañía comentó lo siguiente:

Como destinatario del 10% de la asignación de tokens iniciales de EOS, Block.one reconoce su responsabilidad de participar como un miembro con voto minoritario activo. Como tal, nuestro enfoque ha sido cuidadosamente considerado, y Block.one pronto comenzará a asignar los votos para los productores de bloques que comparten los valores fundamentales necesarios para maximizar la integridad y el potencial de la red pública blockchain de EOS.

En este respecto, EOS utiliza una ‘Prueba de Participación’ (DPoS) delegada por el protocolo de consenso, dentro de la cual son asignados 21 ‘entes descentralizados’, conocidos como productores de bloques (BPs), electos por los accionistas de la plataforma, y están asignados de la creación de nuevos bloques, así como de respaldar servidores para congelar cuentas y asegurar el cumplimiento de todos los usuarios con la constitución.

Dichas elecciones serán efectuadas de forma democrática, dado el hecho que participará toda la comunidad; no obstante, muchos alegan que esta decisión es insostenible e injusta, debido la distribución desigual de tokens entre los diferentes miembros y consumidores. Por ello, habrá una “votación de miembros minoritarios” con la mayor cantidad de tokens.

Por ejemplo, Block.one, contando un 10% (100 millones en EOS) formará parte del comité de votaciones de nuevos productores de bloques.

A pesar de los cambios a favor de un escenario más descentralizado y bajo control, hay alegaciones que indican que la compañía estaría mejor sin tal constitución. El propio Block.one es de la opinión que “es mejor eliminar la constitución a fin de limitar el poder atribuido a los productores de bloques y entes de arbitraje”.

Habrá que esperar el resultado del referéndum y las posteriores decisiones que los directivos tomen en este asunto tan delicado.