En un comunicado de este jueves 28 de junio, el Vicegobernador de Reglamentación Prudencial del Banco del Reino Unido advirtió a las entidades bancarias en el país de los riesgos asociados al comercio con monedas digitales.

Uno de los organismos reguladores del territorio, dirigido por Sam Woods, comentó que no sólo los bancos, sino las compañías aseguradoras, así como las firmas de inversión deberían prestar atención y prepararse debidamente antes de emprender cualquier negocio con criptomonedas, especialmente debido a su alta volatilidad y propensión a crímenes.

En este sentido, señaló lo siguiente:

En su corta historia, los criptoactivos han mostrado una alta volatilidad de precios y una relativa falta de liquidez. Los criptoactivos también generan inquietudes relacionadas con la mala conducta y la integridad del mercado, muchos parecen vulnerables al fraude y la manipulación, así como a los riesgos de lavado de dinero y financiamiento del terrorismo. Entrar en la actividad relacionada con los ellos también puede generar riesgos para la reputación del mismo comerciante.

Las autoridades del banco sugirieron, además, buscar asesoramiento de entes oficiales antes de emprender comercios con activos digitales, “incluyendo la revisión de un auditor de la función de gestión”.

Asimismo, el documento emitido por el regulador establece que las estrategias de riesgo y los sistemas de gestión que el organismo regulador considera más apropiados incluyen:

1. Primero, el reconocimiento por parte de las empresas de que los criptoactivos representan una nueva clase de activos con riesgos que deben ser considerados en su totalidad por la junta y altos niveles de gestión ejecutiva.

2. En segundo lugar, las políticas y prácticas de remuneración de las empresas deberían garantizar que los incentivos previstos para participar en esta actividad no fomentan la toma de riesgos excesiva.

3. En tercer lugar, las empresas aseguran que su enfoque de gestión de riesgos es proporcional a los riesgos de las criptomonedas.

Hay que aclarar que el organismo estatal se encuentra en discusiones para seguir determinando las mejores prácticas y medidas a tomar para prevenir y supervisar el mercado digital descentralizado en el país, a fin de mantener la estabilidad de sus operaciones ante la creciente disposición de empresas e inversores de asociarse con esta nueva forma digital de hacer negocios.