Hoy en día encontrarnos con smartphones que escaneen nuestro rostro o nuestra huella dactilar para permitirnos acceder al sistema, y es que las compañías han decidido apostar tanto por la inteligencia artificial como por incluir tecnologías que le brinden al usuario una mejor experiencia en cuanto a la autonomía.

Uno de los sistemas de reconocimiento facial más conocido es el implementado por Apple, el Face ID, que permite proyectar sobre el usuario poco más de 30.000 puntos invisibles que pueden calcular la superficie del rostro, así como actualizar “nuestros datos” cuando hayan ocurrido cambios en el mismo, por ejemplo te hayas cortado la barba.

Por su parte, Vivo no se queda atrás y es que lanza un sistema de reconocimiento muy parecido el Face ID, sin embargo, este promete ser más potente. Estamos hablando de un sistema con profundidad de detección 3D con 300.000 puntos sensoriales, superando por 10 veces el número de Face ID de Apple. Este sistema está ubicado en la parte frontal del teléfono justo al lado de las cámara.

Pero ¿Cómo funciona?

Muy sencillo, este sistema funciona mediante el envío de un pulso de luz y con un efecto de rebote, utiliza el calculo de este “tiempo de vuelo” (TOF) en el que la luz retorna al sensor.

La firma anuncia que esta tecnología puede habilitar esta detección 3D a una distancia de hasta tres metros partiendo desde la ubicación del teléfono.

Esta tecnología llamada “luz estructurada”, no es algo nuevo pues empresas como Oppo también han considerado añadirlas a sus equipos, sin embargo, dado el nivel de inversión y complejidad no la han llevado a producción como Vivo.

Escuelas públicas de Lockport comenzarán a utilizar reconocimiento facial

Durante la presentación del funcionamiento de su sensor de TOF 3D en el MWC de Shanghai, Vivo indicó que será uno de los primeros proveedores de Android para situarse un paso adelante y competir con el Face ID de Apple directamente.

Con este gran paso a nivel tecnológico el cielo será el límite, pues la firma se plantea una serie de ideas que nos permitirán usar este sistema 3D y la inteligencia artificial para lograr cosas como escanear completamente el cuerpo de una persona y luego aplicar un embellecimiento con IA, logrando un mejor efecto de reconocimiento.

Pero eso no es todo, pues además del reconocimiento facial, esta sensor TOF 3D de Vivo también podría ser utilizado para reconocer gestos y movimientos. Adicionalmente, con este sistema de detección de profundidad de 3 metros, la aplicación podría permitir la realidad aumentada o el escaneo de objetos, sin embargo, la firma hasta el momento no ha asegurado nada.

No obstante, Alex Feng, un alto ejecutivo de Vivo dijo: “Al combinar la tecnología de detección TOF 3D con la IA, vamos a continuar explorando nuevas posibilidades para un futuro mejor”.

Vivo anunció en un comunicado de prensa que este sensor de TOF 3D “no es una simple prueba de concepto”, aunque la compañía no ha dado una fecha exacta para implementarlo en un smartphone, ya nos produce un  dulce sabor de boca, pues no estaremos muy lejos de disfrutarla.

Más en TekCrispy