El neuroticismo es una tendencia a largo plazo a estar en un estado emocional negativo o ansioso. No se trata de una condición médica, sino un rasgo de personalidad. El neuroticismo es uno de los rasgos que conforman el modelo de personalidad junto con la extraversión, la conveniencia, la escrupulosidad y la apertura.

Las personas con neuroticismo tienden a tener estados de ánimo más deprimidos y sufren sentimientos de culpa, envidia, ira y ansiedad, con más frecuencia y más severidad que otras personas.

Pueden ser particularmente sensibles al estrés ambiental. Las personas con neuroticismo pueden ver las situaciones cotidianas como amenazantes. Las frustraciones que otros pueden experimentar como triviales, pueden volverse problemáticas y generar desesperación.

El neuroticismo, como un aspecto de la personalidad humana, ha sido objeto de estudio durante miles de años. En este sentido, un reciente estudio amplía sustancialmente nuestra comprensión al respecto, al identificar cientos de nuevos loci genéticos asociados a este rasgo.

Para lograrlo, los investigadores analizaron los datos genéticos de 449.484 individuos, en los que el neuroticismo se midió mediante cuestionarios digitales. En su metanálisis, los autores del estudio descubrieron 136 loci independientes que alcanzaron un significado genómico amplio.

Los investigadores mapearon funcionalmente y anotaron estos loci para identificar 599 genes únicos en el neuroticismo, 124 de los cuales resultaron ser desconocidos hasta el momento.

Estos genes se expresaron predominantemente en seis tipos de tejido cerebral, incluyendo la corteza frontal y el cerebelo, y estuvieron implicados en tipos de células particulares, tales como los neuroblastos dopaminérgicos, las neuronas medianas espinosas y las neuronas serotoninérgicas.

De acuerdo a los hallazgos, el neuroticismo tiene dos subtipos diferentes que están codificados por diferentes conjuntos de genes: afecto depresivo y preocupación.

Cuando los investigadores dividieron la cohorte entre estos subtipos, descubrieron que los subgrupos exhibían diferencias en las señales genéticas. Treinta y dos de los 136 loci genéticos asociados con el neuroticismo alcanzaron un significado genómico completo con el afecto depresivo, más no con la preocupación, mientras que 26 loci también alcanzaron un significado genérico para la preocupación, pero no para el afecto depresivo.

En referencia a los hallazgos, la genetista Danielle Posthuma, catedrática en el Centro de Neurogenómica e Investigación Cognitiva de la Universidad Libre de Amsterdam y autora principal del estudio, comentó:

“Este estudio proporciona nuevas pistas e hipótesis funcionales comprobables para desentrañar la neurobiología del neuroticismo, sus subtipos y sus rasgos genéticamente asociados”.

Los autores de la investigación han expresado optimismo de que la identificación de los antecedentes genéticos del neuroticismo, allanará el camino para que se descubran nuevos fármacos en el futuro.

Referencia: Meta-analysis of genome-wide association studies for neuroticism in 449,484 individuals identifies novel genetic loci and pathways. Nature Genetics, 2018. https://doi.org/10.1038/s41588-018-0151-7