El cáncer es una enfermedad compleja y se configura como uno de los mayores desafíos para la salud en la actualidad. La gran cantidad de moléculas y códigos genéticos que están involucrados pueden hacer que el diagnóstico de la enfermedad sea un verdadero reto.

Hasta la fecha, el diagnóstico aún se basa en técnicas de imagen, precedidas por procedimientos invasivos. Desafortunadamente, las herramientas de detección no son perfectas.

Nuestra comida está contaminada con PFAS, químicos que no se degradan

En el caso del cáncer colorrectal, el cuarto cáncer más común en los hombres y el tercer cáncer más común en las mujeres, el diagnóstico se realiza a través de una colonoscopia invasiva y costosa, que generalmente se lleva a cabo después de una prueba de detección positiva. Lamentablemente, las pruebas de detección existentes carecen de especificidad y sensibilidad, por lo que se realizan muchas colonoscopias innecesarias.

En un esfuerzo por desarrollar formas de diagnósticos de cáncer de colon que se sean más precisos y menos invasivos, un equipo de investigadores propone un enfoque basado en el análisis de compuestos orgánicos volátiles (VOC, por sus siglas en inglés) en muestras fecales.

La investigadora Claire Turner, afiliada al Departamento de Vida, Salud y Ciencias Químicas de la Universidad Abierta de Walton Hall en Reino Unido y coautora del estudio, comentó: “La detección temprana es crucial y cualquier medida que aumente las posibilidades de detectar el cáncer lo más rápido posible es bienvenida.”

Los pacientes diagnosticados con cáncer de colon en la etapa más temprana, tienen más del 90 por ciento de posibilidades de sobrevivir durante cinco años, mientras que los que se diagnostican en la última etapa sólo tienen 6,6 por ciento.

A fin de probar el enfoque de diagnóstico, los investigadores obtuvieron muestras fecales de sujetos que tenían una muestra de sangre oculta en heces positiva. Los sujetos posteriormente realizaron colonoscopias para clasificarlos en grupos de bajo riesgo (sin cáncer) y de alto riesgo (con cáncer colorrectal).

Los compuestos orgánicos volátiles se analizaron mediante espectrometría de masas de tubos de flujo de iones seleccionados y luego los datos se analizaron usando métodos estadísticos.

Los investigadores encontraron que los iones de sulfuro de hidrógeno, sulfuro de dimetilo y disulfuro de dimetilo, fueron significativamente más altos en muestras de sujetos de alto riesgo que en los de bajo riesgo.

Los resultados muestran que la prueba proporcionó una clasificación del cáncer de colon correcta en el 75 por ciento de los casos, con 78 por ciento de especificidad y 72 por ciento de sensibilidad, ofreciendo una alternativa de diagnóstico potencialmente efectiva.

Mujer griega da a luz un bebé de 3 padres

En general, lo que estos resultados sugieren es que se puede predecir una diferencia entre el grupo de alto riesgo y el de bajo riesgo simplemente empleando el modelo multivariante en las muestras fecales.

Los autores del estudio señalan que cada vez más los biomarcadores VOC representan una nueva vía de diagnóstico del cáncer y, potencialmente, otras enfermedades, debido a que están directamente influenciados por la enfermedad, y en algunos casos, estos compuestos orgánicos volátiles incluso son específicos del tipo de cáncer.

Referencia: Use of the Analysis of the Volatile Faecal Metabolome in Screening for Colorectal Cancer. Plos One, 2015. https://doi.org/10.1371/journal.pone.0130301

Más en TekCrispy