El gobierno de Estados Unidos quiere confiscar 4 mil bitcoins que fueron incautados durante una redada de vendedores en mercados de la dark web. Dicha cantidad está valorada en 24 millones de dólares.

Los implicados, Ryan Farace y Robert Swain, fueron detenidos en Maryland, y fueron acusados de fabricar drogas y distribuirlas a través del mercado clandestino de la dark web, con las cuales generaron ganancias desde noviembre de 2013 hasta junio de 2017. Las drogas que distribuían eran tabletas de alprazolam, comúnmente conocidas como Xanax.

La acusación fue anunciada por el Departamento de Justicia del Distrito de Maryland, la cual determinó que Farace compró equipo para fabricar narcóticos, incluyendo prensas para pastillas y moldes para producir falsos Xanax, que utilizaba para apretar polvo suelto de alprazolam en forma de tableta, que luego revendía como Xanax real. Farace obtenía el componente a través de los mercados en la dark web y luego los vendía directamente a sus compradores a cambio de bitcoins.

Según se describe en el documento, Farace se comunicaba con sus clientes a través de mensajes electrónicos encriptados y enviaba las pastillas mediante el Servicio Postal de los Estados Unidos. Las tasas de envío se pagaban con tarjetas de crédito prepagadas con nombres e información de otras personas. La acusación indica que entre mayo de 2016 y enero de 2017, Farace distribuyó casi 7 mil pastillas de alprazolam.

Además de estos detalles, Farace y Swain solían “lavar” la venta ilegal de pastillas conduciendo transacciones financieras diseñadas para disfrazar la naturaleza, fuente, posesión y control de este procedimiento ilegal. La ley se ha encargado de incautar los bienes de los implicados y sus colaboradores, valorados en más de 22 millones de dólares, al momento de la incautación, incluyendo un botín de aproximadamente 17 millones de dólares en bitcoins, 2.5 millones de dólares en equipos informáticos y más de 1.5 millones de dólares en efectivo.

Ambos implicados se enfrentan a una pena máxima de 5 años en prisión por conspirar para fabricar, distribuir y poseer alprazolam, y 20 años en prisión por mantener locales relacionados con drogas, además de 20 años adicionales por lavado de dinero.