El Banco Central de Brasil está discutiendo medidas que podría perjudicar la innovación en los pagos, específicamente los sistemas de pagos con criptomonedas. Igualmente se verían desfavorecidas las startups que pertenecen al ecosistema Fintech, las cuales son emisoras de monedas electrónicas.

Muchas de estas empresas se unen a grandes compañías de la industria para ofrecerles medios de pago alternativos de dos maneras: por acuerdos de participación o de interoperabilidad. Los contratos de participación establecen que las fintech quedan bajo las reglas que las grandes compañías establezcan, mientras que los contratos de interoperabilidad definen que dicha relación debe realizarse bajo el objetivo de viabilizar tecnológicamente el flujo de recursos entre ellas,

Según reporta el diario Folha De Sao Paulo, el Banco Central comenzó a investigar este tipo de acuerdos, pero en marzo de este año informó que estaba por poner marcha atrás a los acuerdos de interoperabilidad, justo cuando estaban a punto de firmarse. El medio destaca que esta propuesta “pretende impedir que exista esa interoperabilidad en el sistema financiero brasileño” y que sin este sistema, “las fintechs pasan a ser vistas como prestadoras de servicio, y no como parte de él”.

Según los profesores de finanzas del Centro de Estudio en Negocios, Claudia Bruschi y Adalto Barbaceia, “hay que tratar con cuidado este enfoque, que puede eliminar la flexibilidad necesaria para innovaciones que mejoran el bienestar social a través de la inclusión”.

Al estar sometidas a un acuerdo de participación, las fintech están obligadas al uso de la tarjeta y excluye el pago con moneda electrónica, lo cual perjudica la capacidad de innovación en el sistema, pues la tendencia es hacia los pagos electrónicos, y por ende este tipo de startups tendrá que reinventarse.

En este sentido, Bruschi y Barbaceia, advierten que, de cambiarse las normas actuales, los más perjudicados serían los pequeños y medianos comerciantes, así como los consumidores, pues tendrían que ajustarse a las reglas de varios proveedores y al cobro de comisiones por las transacciones realizadas entre las cuentas.