Hace poco más de un año mencionamos que Uber, una empresa internacional que proporciona a sus clientes una red de transporte privado a través de su aplicación móvil, se le había revocado la licencia que le permitía prestar sus servicios en Londres. Esta medida fue presentada por el Organismo Regulador de Transporte en Londres (TfL), ya que para esta institución Uber representaba un riesgo para la seguridad pública.

Esta medida fue tomada ya que según la TfL, los conductores de Uber obtenían sus certificados médicos de manera indebida. Esto, sumado a que en su momento se le acusaba a la empresa de hacer uso del software Greyball para evadir a los oficiales reguladores de transporte, al igual que las múltiples denuncias expuestas por los usuarios hacia algunos choferes de Uber que implicaban ataques hacia los pasajeros.

En tal sentido y luego de un juicio entre la compañía y la TfL, donde Uber admitió fallas en el sistema de seguridad de su programa, la misma ofreció realizar diversos cambios, y ahora se le ha concedido una licencia de 15 meses para reanudar las operaciones.

El gerente general de Uber en el Reino Unido, Tom Elvidge, dijo en un comunicado por correo electrónico, que: “Estamos encantados con la decisión de hoy. Vamos a seguir trabajando con TfL para hacer frente a sus preocupaciones y ganar su confianza, mientras que proporciona el mejor servicio posible a nuestros clientes.”

Por su parte, el alcalde de Londres, Sadiq Khan, mencionó en Twitter que, el fallo de la corte era una gran lección para Uber y el resto de las compañías: “No importa cuán grande o poderoso es usted, usted debe seguir las reglas. Especialmente cuando se trata de la seguridad de los londinenses. Uber se ha concedido una licencia de 15 meses para operar en Londres, pero con un claro conjunto de condiciones que TfL estrechamente debe vigilar y hacer cumplir“.

Las condiciones de esta licencia incluyen notificaciones a TfL, de lo que la compañía está haciendo en áreas que pueden ser una causa de preocupación, notificaciones de los reclamamos relacionados con la seguridad y un informe de auditoría de verificación independiente que debe ser presentado cada seis meses.

Estos cambios de Uber que llegan al Reino Unido incluyen

Soporte telefónico las 24 horas, los 7 días de la semana, tanto para los conductores como para los pilotos.

Otro cambio importante es que en la aplicación deben mostrar claramente que los conductores están autorizados por TfL.

Restricciones regionales para que los conductores sólo pueden utilizar la aplicación en la que tienen licencia.

Descansos obligatorios de seis horas luego de un período de conducción de 10 horas.

Un nuevo sistema de información de Uber para alertar los incidentes graves a la Policía Metropolitana.

Programas de seguros gratis para los conductores calificados, entre otras.

Sin lugar a dudas, esto les brindará la posibilidad a Uber de ofrecer un mejor servicio a los más de 3.6 millones de usuarios en la ciudad del Reino Unido y a los 45,000 conductores, de todo Londres y Reino Unido.