Un grupo de ingenieros de la Universidad Nacional de Singapur (NUS, por sus siglas en inglés) han desarrollado un microchip capaz de funcionar incluso cuando la batería se queda sin energía.

La idea para crear esta tecnología surgió a partir del desafío que implica de optimizar las fuentes de energía para los dispositivos de Internet de las Cosas (IoT), como los sensores, que constantemente se ejecutan a gran escala y en sitios remotos o de difícil mantenimiento, evitando que tengan la correcta autosuficiencia.

En la actualidad, las baterías para estos dispositivos son enormes y más costosas que el chip que incorporan. De hecho, este tamaño viene determinado por la duración del nodo del sensor, algo que influye directamente en la frecuencia con la que se debe cambiar.

Por lo general, estas baterías se recargan con energía del ambiente, a través del uso de un panel solar. Pese a ello, los dispositivos de IoT no funcionan sin baterías, y las baterías pequeñas se descargan muy rápido. Hacer que una batería sea muy pequeña, casi una miniatura, también es algo poco usual en dispositivos de IoT, ya que éstos dejan de operar cuando la batería se agota.

En este sentido, los investigadores han diseñado una novedosa técnica de administración de energía llamada BATLESS que le permite iniciarse automáticamente y continuar funcionando sin que exista asistencia de la batería, utilizando una pequeña célula solar en el chip.

Según los investigadores, uno de sus logros ha sido reducir de manera sustancial el tamaño de las baterías necesarias para alimentar los nodos del sensor IoT, haciendo que sean 10 veces más pequeños y más baratos de producir. Massimo Alioto, profesor de ingeniería eléctrica e informática del NUS, dijo con motivo del anuncio:

Hemos demostrado que las baterías usadas para dispositivos de IoT pueden reducirse sustancialmente, ya que no siempre necesitan estar disponibles para mantener el funcionamiento continuo.

Asimismo, Alioto dijo que haber hecho frente a este problema es un avance importante hacia la visión de los nodos de sensores de IoT sin el uso de baterías, además de allanar el camino para un mundo con muchos más dispositivos de este tipo.

El profesor asociado Massimo Alioto (centro) y su equipo.

BATLESS está equipado con una nueva técnica de administración de energía que permite ‘autoiniciar’ el sistema y obtener energía de la pequeña celda solar incorporada al chip en vez de obtener asistencia de la batería.