El auge de las criptomonedas en países con economías fieles al sistema financiero tradicional, como Estados Unidos, no se ha visto abrumadoramente truncado pese a las actuaciones de algunas agencias federales como la Comisión de Bolsa y Valores (SEC, por sus siglas en inglés) de Estados Unidos, en detrimento de esta tecnología disruptiva.

Sin embargo, algunos estados del país están haciendo lo propio para mantener a raya a la industria de las criptomonedas, o al menos para tener un control más estricto sobre sus actividades. El ejemplo más reciente de ello lo ha dado Jimmy Patronis, el Oficial Principal de Finanzas (OFR) del Estado de Florida, quien ha publicado sus planes de crear un nuevo puesto en la institución para supervisar el sector de las criptomonedas en su jurisdicción.

El anuncio, publicado el día de hoy, revela el objetivo de la Oficina Principal de Finanzas de Florida de crear un puesto cuyo ocupante deberá velar por la aplicación de las leyes actuales de valores a las Ofertas Iniciales de Moneda (ICOs) y las criptomonedas. Asimismo, se conoció que la persona designada para ocupar este cargo será el responsable de crear un marco regulatorio dentro del estado para este sector.

De hecho, tras la creación del puesto, se requerirá que todas las ICOs y compañías de criptomonedas presentes en Florida se registren ante la OFR y sean supervisadas por el jefe de criptomonedas. En un tono un tanto hostil, Patronis dijo en el anuncio:

No podemos permitir que la industria de las criptomonedas se expanda en la Florida sin restricciones y sin control, con el potencial de que muchos, incluida nuestra gran población de personas mayores, sean explotados. Al adoptar un enfoque activo, integral y equilibrado, nuestro estado brindará un nivel apropiado de escrutinio para las tecnologías emergentes de las criptomonedas.

Finalmente, la autoridad afirmó que con esta medida buscan proteger a los ciudadanos de las estafas, y hacerles comprender los riesgos y beneficios asociados a la industria de las criptomonedas.