En un anuncio reciente, las autoridades de los bancos centrales de Australia y Nueva Zelanda afirmaron que no emitirán sus propias criptomonedas, incluso refiriéndose al bitcoin como una herramienta financiera “fascinante”, pero altamente “ineficiente”.

Por su parte, Tony Richards, el economista comercial y jefe del Departamento de políticas de pagos en el Banco de la Reserva australiano (RBA por sus siglas en inglés), ha venido mostrando una posición desafiante hacia las criptomonedas, especialmente tras las recientes inversiones que el gobierno y la entidad bancaria han hecho en materia de proyectos Blockchain.

Asimismo, señaló que la emisión de una criptomoneda nacional no es una prioridad, “aún así es algo en lo que seguimos trabajando. […] Particularmente estamos analizando si una moneda digital emitida por nuestra entidad para el sector comercial traería mayor valor y ganancias al mercado de nuestra región”.

Cabe destacar que el presupuesto de Australia para el presente 2018 estipuló medio millón de dólares a investigaciones y desarrollos de proyectos sobre la tecnología Blockchain; a pesar de esto, muchos usuarios y comerciantes en el sector digital han manifestado oposición en cuanto a ciertas actitudes represivas del gobierno sobre las criptomonedas.

Richards agregó lo siguiente en este respecto:

Nueve años después de su lanzamiento y unos cinco años desde que entró en la conciencia pública, el Bitcoin sigue teniendo fallas estructurales que lo hacen inadecuado para muchos usos, muchos de los cuales se derivan de su proceso de verificación ineficiente. Estos riesgos reconocidos, las criptomonedas y los libros contables distribuidos son desarrollos fascinantes tanto desde el punto de vista de los pagos como desde una perspectiva económica más amplia.

Similarmente, las autoridades de Nueva Zelanda también han expresado incertidumbre sobre la posibilidad de emitir su propia moneda nacional, debido a que aún no han medido el impacto que traería a su sistema económico y los beneficios que aportaría.

Escribir un comentario