Layer, el estudio de diseño del reconocido diseñador Benjamin Hubert, ha creado un wearable que cuenta con un sistema de almacenamiento en frío de criptomonedas y una app que permitirán a los usuarios gestionar sus activos con un alto nivel de seguridad.

En una alianza con la startup Trove, Layer ha lanzado esta cartera fría, llamada así porque mantiene los activos ‘fuera de línea’ y del acecho de los hackers, además de incorporar un sistema de seguridad inteligente que, según la empresa, hará mucho más difícil perder las criptomonedas en caso de que el usuario olvide su contraseña.

 

La cartera, llamada Trove, además de almacenar criptomonedas, permite lucirla como una prenda o accesorio como una pulsera, anillo o collar, ya que apenas cuenta con dos centímetros de ancho, incluso para llevar con facilidad en el bolsillo.

Actualmente la compañía ha presentado el primer prototipo de Trove, que por si fuera poco cuenta con un sensor de electrocardiograma (ECG), que significa que sólo el dueño de la cartera podrá acceder a ella o desbloquearla si presionan su piel contra la zona de tacto en la parte frontal del dispositivo durante unos segundos.

Al igual que los sistemas de autenticación biométrica como el escaneo de huellas dactilares o de iris, el sensor de ECG que incorpora Trove reconoce el patrón del latido del corazón único en cada usuario, utilizándolo como un método de verificación de identidad para brindar acceso a la cartera. En este sentido, se activa una conexión por bluetooth con la app Trove, que proporciona el acceso a los datos y fondos de la cartera.

Esta característica particular hace de Trove un producto realmente diferente de las demás carteras que utilizan claves de cifrado estáticas, como contraseñas para proporcionar acceso. Según Layer, este sistema es mucho más simple que los sistemas actuales que exigen métodos de recuperación de contraseñas o la impresión de varias páginas de hashes criptográficos únicos.

En relación a los accesorios con los que se puede llevar esta cartera, la pulsera cuenta con una variedad de textiles, mientras que el collar viene en distintos materiales, que van desde el acrílico hasta el terrazo.

Asimismo, fue presentado Keep, un contenedor hecho de roca volcánica y policarbonato que funciona como puerto USB-C para cargar inductivamente la cartera; y Safe, un ‘banco privado’ protegido por la verificación de ECG para almacenar de forma segura las criptomonedas en el hogar.

Más en TekCrispy