El efecto de la inteligencia artificial en aplicaciones bélicas suele ser un tema de mucha preocupación para la comunidad en general, pero más para los empleados de compañías tecnológicas, y es que quienes mejores que los especialistas para conocer el alcance de estas tecnologías avanzadas; es por eso que empleados de Google iniciaron una campaña para evitar la participación de la empresa en el proyecto Maven del pentágono, ahora, han sido los empleados de Amazon quienes hacen un llamado a Jeff Bezos, para que este tampoco venda un sistema de reconocimiento facial al gobierno estadounidense.

Desde hace algunos meses, muchos entes del gobierno estadounidense se encuentran implementando la tecnología de reconocimiento facial desarrollada por Amazon, como es de esperarse, esto ha generado polémica en la población, quienes no han evitado manifestar su molestia. Sin embargo, han sido los empleados de la misma compañía de Bezos, quienes emitieron una carta al CEO para que este retire su colaboración con organismos de policía y departamentos del Gobierno.

Como amazonians éticamente interesados, exigimos una elección en lo que construimos, y una opinión sobre cómo se usa”, dice la carta, publicada en la wiki interna de Amazon y reportada por primera vez por The Hill.

Accionistas de Amazon votan contra la prohibición de venta de su reconocimiento facial

Asimismo, los empleados (no está claro cuántos firmaron la carta) hacen referencia a la venta de servicios informáticos de IBM a los nazis como un paralelismo preocupante. “IBM no asumió la responsabilidad entonces, y cuando se entendió su papel, ya era demasiado tarde“, dicen y añaden “No dejaremos que eso suceda nuevamente“.

Todo esto muestra la preocupación de los empleados ante el mal uso que estos organismos puedan dar a Amazon Rekognitionla tecnología de reconocimiento facial de Amazon.

Esta aplicación ofrece un reconocimiento facial con un alto nivel de precisión, capaz de detectar, analizar y comparar rostros en una amplia variedad de casos de usos entre ellos, seguridad pública, y esto es capaz de hacerlo con solo suministrar una imagen o video a la API de Rekognition.

Esta protesta de Amazon, es la última protesta de los trabajadores de Silicon Valley por el trabajo con el gobierno de los EE. UU. En marzo, se reveló que Google estaba ayudando al Pentágono a construir herramientas de Inteligencia Artificial para analizar imágenes de vigilancia de drones. Los empleados protestaron y más de una docena incluso renunciaron, y como resultado, Google aparentemente se retiró del contrato y anunció una nueva promesa de no desarrollar armas de IA.

Más en TekCrispy