Según la decisión reciente de un tribunal, los acreedores de la plataforma de exchange Mt. Gox tendrán la posibilidad de recuperar sus fondos en Bitcoin a mediados del 2019, tal como los tenían en su oportunidad antes de que la plataforma fuese pirateada.

En un documento publicado por su sitio web, se dio a conocer que el Tribunal de Distrito de Tokio habría aprobado una solicitud de retirar el caso de la empresa de una bancarrota penal y trasladarlo a una rehabilitación civil. Igualmente se señala que el proceso cuenta con programación para llevarse a cabo a principios del próximo año.

En el 2014 Mt. Gox sufrió un robo a su plataforma de más de US$ 473 millones, siendo el robo más grande hasta los momentos a un intercambio. Posteriormente en enero de este año fue víctima otro ataque, dejando a la compañía insolvente y viéndose forzada a declararse en bancarrota ante las autoridades de Japón donde mantenía su sede.

La compañía había permanecido en bancarrota penal, lo que seguramente habría causado que los acreedores fuesen compensados en moneda fiduciaria para la tasa de cambio que existía en ese momento.

Sin embargo, bajo los esfuerzos por parte de las autoridades en recuperar los fondos, se lograron obtener 200,000 BTC, que pasaron a ser retenidos por el administrador fiduciario, Nobuaki Kobayashi. De modo que hasta el día de hoy y considerando la tasa de cambio para ese entonces, que eran aproximadamente eran unos US$ 480, los activos se han apreciado notablemente a pesar de las ultimas caídas que ha tenido el mercado.

Cabe destacar que el ex presidente ejecutivo, Mark Karpeles, también fue acusado de malversación y manipulación de datos, pero igualmente habría recibido los fondos restantes, dejándolo con una suma considerable de dinero luego de la apreciación en el precio del bitcoin. A pesar de esto, en sus declaraciones ha dejado claro que no esperaba recibir ninguna clase de fondos mediante la quiebra y que se asegurara de que no suceda así.

Con la aprobación de solicitud de que el caso sea manejado ante las instancias civiles, hay un mayor margen de posibilidades para la compensación a los usuarios que se vieron afectados, y quienes deberán presentar de igual manera los formularios de reclamo correspondiente antes del 22 de octubre.

Esta situación deja abierta las puertas a que los acreedores puedan recibir sus fondos directamente en criptomonedas. No obstante habrá que esperar que tipo de plan de rehabilitación se establecerá durante los próximos procedimientos.