La humanidad ha estado elaborando cerveza desde la antigüedad. En documentos mesopotámicos y del antiguo Egipto, se le menciona como uno de los principales productos de la dieta; en las tablillas de arcilla sumerias, elaboradas hace unos 3800 años, se encuentra la receta más antigua de elaboración de cerveza.

En la antigüedad, las etapas de preparación de la bebida eran las mismas que en nuestro tiempo. Primero, los fabricantes germinaban cereales de grano, por ejemplo, cebada, trigo o mijo, y producían malta a partir de ellos.

¿Tomar cerveza antes de tomar vino evita la resaca?, esto dice la ciencia

Durante la cocción, los granos eran tostados en hornos secos. De la malta, se limpiaba el mosto, se mezclaba con agua tibia y se obtenía la cerveza. En lugar del lúpulo, que comenzó a agregarse solo a principios de la Edad Media, se agregaban diferentes ingredientes como el fruto del pandano, a fin de agregarle sabor.

En la región nórdica, los primeros rastros de malta relacionados con la elaboración de cerveza provienen de dos lugares: en Dinamarca, del siglo I dC, y Eketorp en Öland, del siglo VI dC. Pero un nuevo hallazgo arqueológico sugiere que los antiguos habitantes de Suecia conocían el arte de elaborar cerveza, incluso en la Edad del Hierro.

Un equipo de arqueólogos de la Universidad de Lund en Suecia ha encontrado granos germinados carbonizados que muestran la producción de malta para la elaboración de cerveza. Los hallazgos hechos en Uppåkra en el sur de Suecia indican una producción de a gran escala de la bebida.

El horno de tierra, donde se cocinaba malta, en un asentamiento de la Edad de Hierro de Uppåkra, Suecia.

El investigador Mikael Larsson, académico en el Departamento de Arqueología e Historia Antigua de la Universidad de Lund y coautor del estudio, comentó:

“Encontramos  malta carbonizada en un área con hornos de baja temperatura dispuestos en una parte separada del asentamiento. El hallazgo se ubican entre los siglos V y VII aC, convirtiéndose en una de las primeras evidencias de elaboración de cerveza en Suecia.”

Descubren nueva especie humana diminuta en cueva de Filipinas

Los investigadores tomaron muestras de suelo de varios contextos arqueológicos: casas, pozos, alrededor de fogones y hornos. El material vegetal generalmente se conserva en un estado carbonizado. El suelo se mezcló con agua y el carbono flotó, para luego ser tamizado a través de una malla fina. Las partículas extraídas se secaron y se estudiaron bajo un microscopio.

Uppåkra es uno de los asentamientos más grandes de la Edad de Hierro en el sur de Escandinavia y sirvió como un centro de poder político y religioso densamente poblado durante más de 1000 años. Los numerosos hallazgos hechos de artículos de lujo importados, como joyas y cuencos de cristal, y de una producción desarrollada de artesanías, indican que la ubicación era rica y un centro comercial importante.

Referencia: Botanical evidence of malt for beer production in fifth–seventh century Uppåkra, Sweden. Archaeological and Anthropological Sciences, 2018. https://doi.org/10.1007/s12520-018-0642-6

Más en TekCrispy