Muchas han sido las especulaciones alrededor de los nuevos equipos que presentará la firma surcoreana, Samsung, una de las más recientes es que, el Samsung Galaxy S 10 contará internamente con una RAM LPDDR5, que mejorará un 10% el rendimiento del equipo y un 15% el consumo energético del mismo respecto a la generación anterior.
Información que fue publicada por Ice Universe en Twitter. En esta oportunidad una patente revela las imágenes de un equipo que parece ser el Samsung Galaxy S10 con nada más y nada menos que bíseles reducidos.

Phonearena publicó una serie de diseños conceptuales del Samsung Galaxy S10, que vendrían incluídos en una patente de la marca, y donde se observa un diseño totalmente innovador.

De acuerdo con los bocetos incluidos, Samsung podría reducir los biseles laterales a un mínimo y, al mismo tiempo, eliminar el borde inferior por completo. De hecho, el único bisel que actualmente espera conservar –según la imagen– sería el marco superior, que a su vez será lo suficientemente grande como para albergar un altavoz interno y la cámara frontal.

Sin embargo, quizás lo más interesante es el diseño trasero, ya que en lugar de la estructura completa de cristal y la configuración de cámara vertical u horizontal en el medio, Samsung parece estar investigando ciertas implementaciones de pantallas traseras que ocuparían una porción del panel.

Debido a esto, los bocetos también muestran una configuración de cámara reposicionada, que ahora se ubicaría horizontalmente en la esquina superior izquierda. Además de todo esto, un puerto USB tipo C está presente en la parte inferior del dispositivo junto con lo que parecen ser altavoces de descarga inferior a ambos lados, mientras que el control de volumen y la tecla de encendido también se pueden ver en el marco.

Además de la patente publicada, en el Twitter de Ice Universe compartieron una imagen con este diseño del Samsung Galaxy S10 totalmente sin marcos, si bien no sería el primer móvil con bíseles reducidos que hemos conocido en el mercado, sí sería el primero de la marca coreana.

Tal y como se ve, la ausencia de bíseles les da un aspecto muy elegante y mayor vistosidad a la pantalla, aunque cabe destacar que este cambio podría causar muchos inconvenientes, principalmente al momento de añadir todos los sensores que se han especulado ante este diseño, ya que nos dejaría una pantalla casi sin agarre.

Pero, como hemos mencionado en varias oportunidades estas informaciones se han basado en miles de rumores, respaldados por las innumerables patentes que posee la firma, y que se suman a las altas expectativas que este equipo representa, ya que como recordamos éste será un móvil que será presentado en el MWC 2019 en Barcelona, con motivo del décimo aniversario de la serie Galaxy S.

Se espera que este sea un equipo único y con lo último en tecnología, que vendría con sensor de huellas en pantalla y una tecnología llamada Sound on Display, que permitirá emitir sonidos en la pantalla. Si le añadimos la posibilidad de que esta nueva filtración sea correcta, estaríamos frente al primer smartphone de Samsung con bíseles reducidos casi inexistentes y además muy potente.

Más en TekCrispy