Desde la asociación de Disney con Lucasfilm muchos fans se han mostrado desafiantes, especialmente tras el estreno de una de sus últimas cintas “The Last Jedi”. Por ello, no es de extrañar que incluso alguien tan involucrado en el terreno, como lo es el director Rian Johnson, seguiría la opinión y críticas de los aficionados, quienes están en búsqueda de mejor calidad.

Aunque la película tuviera un éxito apoteósico en cartelera el año pasado, generando un total de $1.3 mil millones de dólares en ventas; aún así, una parte de la comunidad de fanáticos ha mostrado gran descontento, incluso resultando en el surgimiento de una cuenta en Twitter llamada “Remake The Last Jedi”, coordinada por un supuesto grupo de productores seguidores de la franquicia, quienes expresaron lo siguiente:

Nuestro grupo de productores propone cubrir el presupuesto necesario para hacer el remake de The Last Jedi, para salvar la franquicia de Star Wars. Compartan este mensaje y ¡déjenle saber a @RobertIger & @Disney acerca de esto! No estamos bromeando. Estamos listos para hacer una convocatoria lo antes posible #RemakeTheLastJedi #StarWars

Ante tal proposición, Johnson se vio impulsado a responder con un simple, pero acertado mensaje para el público desesperado:

Por favor […] Esto tiene que suceder […]

Incluso el director de Guardians of the Galaxy, James Gunn, comentó que “estaría encantado de pagar US$300 millones para rehacer la película del año pasado. ¡Llámenme!”.

En esta etapa del proceso no es certero cómo, ni de dónde sacarán tales fondos planteados en el mensaje. Lo que sí se sabe es que mediante su sitio web han logrado recaudar entre los miles de aficionados la increíble cifra de $14.5 millones de dólares, tan sólo corriendo la voz; por tal razón, no sabemos a ciencia cierta hasta qué punto serán capaces de llegar.

6 ideas de Star Wars que han servido de inspiración para científicos e ingenieros

Asimismo, establecen que su campaña publicitaria se da a la tarea de corregir los errores que provocó Disney en la franquicia. “Los fanáticos están divididos y el propósito original de Star Wars ha sido abandonado”, comentaron los voceros del grupo.

El grupo también menciona unos supuestos planes para hacer un “Reality Show” del proceso de producción del remake. Aunque no todos están a favor. Frank Oz, el actor de voz tras el emblemático personaje Yoda, reaccionó de forma adversa a la publicación de los productores diciendo:

¿En serio están recaudando fondos para un remake y no para ayudar a los refugiados, a los soldados heridos, a la salud mental, a los incapacitados, a casos de investigación médica, como para el lupus, a la causa femenina o a los hambrientos? En vez de eso prefieren rehacer una película.

Otros opositores han expresado que es poco probable que se lleven a cabo tales planes, pues el equipo legal de Disney no lo permitiría; además, hay que considerar que la película originalmente costó alrededor de $200 millones de dólares, sin contar que necesitarían el reparto del elenco y equipos especializados.

Aún así, no es de extrañar que cuando una franquicia tan grande como Star Wars se encuentra en aprietos, los fanáticos llegarían hasta las estrellas.

Más en TekCrispy