Un grupo de investigadores del Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT, por sus siglas en inglés) ha lanzado una iniciativa de evaluación de tecnologías de refrigeración de bajo costo para comunidades necesitadas de refrigeración basadas en un método antiguo que utiliza las propiedades de enfriamiento por aire de la evaporación del agua.

A través de objetos simples como vasijas de barro, ladrillos, sacos de arpillera o paja, los dispositivos creados por el MIT tienen la capacidad de resolver los problemas que enfrentan los hogares en zonas rurales y los agricultores que buscan mejores formas de almacenar los alimentos luego de una cosecha. El trabajo fue realizado por investigadores que trabajan con cooperativas de horticultura y agricultores en Mali, África.

Con el objetivo de obtener información acerca del uso y las preferencias de dispositivos de refrigeración por evaporación, el grupo entrevistó a varios usuarios de sistemas de refrigeración y almacenamiento y con miembros de la cadena de suministro de vegetales en la zona. Asimismo, utilizaron sensores para monitorear los valores de rendimiento del producto.

Una de las tecnologías planteadas consistía en cámaras simples para enfriar verduras mediante la evaporación del agua, de la misma forma que la evaporación de la transpiración enfría nuestro cuerpo. En el caso de climas húmedos como Mali, esta tecnología puede aprovechar el proceso de enfriamiento antes descrito, lo que resulta prometedor para conservar los vegetales de manera efectiva.

Según los investigadores, los dispositivos de enfriamiento de alimentos vegetales fabricados en ladrillo tuvieron un menor rendimiento que aquellos fabricados en paja o sacos, no sólo desde el punto de vista técnico sino también por lo fáciles que son para utilizar. Esto ocurre para el almacenamiento o enfriamiento a gran escala.

Ahora, para el almacenamiento o enfriamiento a pequeña escala, los investigadores encontraron un rendimiento similar en diversos diseños, por lo que las restricciones no son tan abrumadoras si se aplican los principios básicos del enfriamiento por evaporación.

Los expertos afirman que estos resultados son prometedores, ya que para escalar el uso de este método con el fin de mantener frescas las verduras, es necesario buscar formas de cambiar los diseños en vez de desarrollar y distribuir productos físicos.

Escribir un comentario