Como se ha constatado en pasadas ocasiones, las inversiones en criptomonedas pueden resultar tanto beneficiosas, como riesgosas; y uno de los factores que enciende las alarmas en una oferta es la proveniencia de los fondos y la identidad de los propios inversores.

Un anuncio reciente demuestra lo que planteamos; aunque las pruebas efectivamente no son concisas en esta etapa tan temprana, muchos ya han expresado sus sospechas en la recaudación de US$575 millones de dólares en una ICO (Oferta Inicial en Criptomonedas), en la que se cree que participaron personalidades tan reconocidas como Lady Monika Bacardi.

La ICO, anunciada por una startup poco conocida en el mercado llamada “Tatatu”, recaudó una de las cifras más grandes en criptomonedas desde la ICO de Telegram y EOS. El objetivo que plantea es la creación de una plataforma que permitirá levantar índices de audiencia, así como promover un servicio publicitario para compartir las ganancias con los espectadores.

Cabe destacar que uno de los propósitos iniciales consiste en la promoción de un estreno cinematográfico y biográfico enfocado en el lujoso vehículo Lamborghini, película en la cual participará el reconocido actor Antonio Banderas (La máscara del Zorro) y Alec Baldwin (30 Rock).

La preocupación principal de muchos en la comunidad virtual se sustenta en cómo una ICO respaldada por la reconocida compañía BlockTower Capital e incluso por miembros de la misma realiza, como Lady Monika Bacardi –y se cree que el Príncipe Félix de Luxemburgo también está involucrado– no es una estafa mayor. Si bien recordamos que otros intentos de vincular artistas con preventas de tokens no ha resultado en más que problemas.

Otro factor por considerar es el funcionamiento del sistema propuesto. En este sentido, y de acuerdo con las fuentes:

Los espectadores del contenido distribuido a través del servicio compartirán los ingresos publicitarios obtenidos por el servicio, al igual que los creadores que proporcionan su trabajo, esto se conoce como publicidad de videos en demanda (AVOD).

Pero todo empieza a nublarse cuando en el White Paper no sólo especifica que se les pagará los anunciantes en la token TTU y a todos los que visualicen el contenido, sino que “AdMob, una empresa de publicidad móvil con sede en Google, será la solución de monetización preferida y le pagará a Tatatu en moneda fiduciaria”.

Además, el startup piensa retener una pequeña parte de las ganancias, mientras el resto va a la audiencia, lo que resulta inusual estableciendo la comparación con otras ICOs, que han decidido compartir todas las ganancias con los usuarios y sólo obtener beneficios dependiendo del incremento de su valor en el mercado o la adopción por parte de otras compañías.

Asimismo, revelaron que una vez lancen la plataforma piensan agregar otra serie de funciones, que sólo incrementa su complejidad.

Hay que aclarar que la plataforma lanzó una versión de prueba este 15 de junio, para la cual ya 500 personas están suscritas y quedan más de 200.000 en lista de espera. También aclararon que los primeros usuarios inscritos tendrán la oportunidad de ganar tokens TTU efectuando pruebas e interactuando con la plataforma.

Por una parte hay que admitir que, en efecto,Tatatu es un proyecto ambicioso, especialmente considerando que está entrando en el terreno Blockchain asociado con el respaldo a producciones cinematográficas, en donde encontrará fieros competidores como YouNow, Flixxo y VideoCoin.

Aún así, queda en el fondo de la conciencia la duda sobre si es o no una iniciativa digna de confiar.