Los recientes escándalos de privacidad de Facebook son sólo una pequeña demostración de lo que las nuevas tecnologías de la comunicación pueden lograr cuando existe dinero de por medio, sobre todo por la venta de anuncios a agentes inescrupulosos que buscan influir en las masas a través de las llamadas ‘noticias falsas’.

La compañía de Mark Zuckerberg ha permitido la difusión de este tipo de información negativa a través de su red social, vendiendo anuncios a actores rusos durante las elecciones de EE.UU de 2016, y permitiendo que Cambridge Analytica utilizara los datos de más de 87 millones de usuarios para segmentar publicidad política en favor de Donald Trump ese mismo año.

Sin embargo, cuando el poder de una compañía está por encima de lo que sus acciones negativas pueden lograr, no existe autoridad que se imponga para dar castigo. Pero Facebook al menos quiere limpiar su reputación, y continuando con sus esfuerzos para combatir las noticias falsas en su plataforma, ha anunciado nuevas medidas para erradicar este problema, incluyendo la utilización de Inteligencia Artificial (IA) para detectar artículos fraudulentos.

A pesar de que el aprendizaje automático no es capaz de realizar verificaciones automáticas de historias o emitir juicios sobre titulares engañosos, si puede reconocer señales identificables que sugieren que una cuenta específica no tiene un funcionamiento adecuado, por ejemplo, cuando se siguen emitiendo noticias que los verificadores humanos de Facebook ya han catalogado como falsas.

Así lo afirmó la compañía mediante una publicación, donde afirma que gracias a la IA podrán identificar duplicados de noticias falsas. Tessa Lyons, gerente de producto de Facebook, dijo que los filtros de Facebook ahora intentan predecir qué páginas de la red social compartirán este tipo de contenido.

De esta forma, la tecnología buscará administradores de páginas que vivan en un país pero sus noticias estén siendo dirigidas a otro, una manera muy común con la que muchos actores inescrupulosos hacen dinero en Europa del Este, según Lyons.

Por otra parte, la red social detalló una serie de pasos que tomará para combatir las noticias falsas, entre los que destaca el hecho de trabajar con terceros verificadores de hechos en más países. Actualmente, Facebook trabaja con verificadores humanos de 14 países, algo que resulta mucho más efectivo que dejar a una máquina hacer este delicado trabajo, ya que incluso Lyons reconoce que puede fallar el algoritmo de aprendizaje automático.

Más en TekCrispy