Más que una simple tendencia, el modo nocturno es una función muy útil que todo sitio web y app móvil o de escritorio debería tener.

Como sabemos, consiste en cambiar la interfaz de una herramienta a escala de grises, donde los colores predominantes son el gris oscuro y blanco. Esto con el fin de aminorar el efecto negativo que podría tener la exposición de los colores y el brillo del monitor en nuestra retina.

El modo nocturno normalmente se emplea cuando llevamos algunas horas frente al ordenador o dispositivo móvil y empezamos a sentir la vista cansada. También puede ser activado como prevención. De hecho, en algunas apps se puede mantener como modo o tema predeterminado.

Sin embargo, no todas las páginas webs ofrecen el modo noche, por lo cual, extensiones como Dark Reader toman un papel protagónico cuando se quiere obtener tal alternativa.

¿Cómo funciona?

Se trata de un plugin disponible para Google Chrome o Mozilla Firefox que cambia a modo oscuro todo lo que abras desde tu navegador favorito. Una vez que instales la extensión (abajo verás el enlace directo a la tienda de Chrome) automáticamente las páginas cambiarán sus colores, el fondo se colocará oscuro, la tipografía pasará a blanco y solo se mantendrán los colores originales de logos y banners.

Cada vez que quieras podrás desactivar el modo noche. Tan solo deberás deslizar el botón “Toggle extension” de On a Off.

Entre las funciones extra que ofrece Dark Reader están las de crear una lista con los sitios cuya interfaz no se coloca oscura mientras la extensión está habilitada, esto con el fin de que se tomen cartas en el asunto. También podremos modificar los colores según nuestras preferencias.

Por último, veremos enlaces de interés como el de la página de GitHub donde está el código de la extensión, el enlace directo a la cuenta de Twitter y otros.