La Administración Estatal de Radio, Cine y Televisión de China ha prohibido una serie de comerciales publicitarios de una bebida alcohólica que muestran a varias mujeres acercarse a hombres en una actitud confiada luego de beber un poco del producto. La institución ordenó a las emisoras dejar de transmitir el spot por “llevar por mal camino el desarrollo de los jóvenes”.

 

Uno de los comerciales muestra a una tímida chica que tras varios intentos de tomar la bebida, se motiva a acercarse al chico que le gusta y confesarle su amor, mientras que otro video muestra a una joven que salta a los brazos de un jugador de voleibol del que estaba nerviosa por abordar, al final lo besa bajo la aprobación de varias chicas que aplauden mientras le dicen “¡eres tan valiente, te envidiamos!”.

El producto en cuestión se llama Sawow, de la marca Want Want, y es una bebida carbonatada con 3.5% de alcohol, que viene en sabores como durazno y lychee. Se venden en botellas rosadas con un dibujo de una muñequita algo tímida, acompañado del eslogan “necesito coraje”. El gerente de marca de la compañía describe a la bebida como “un nuevo cocktail específicamente para el mercado de mujeres”.

La regulación también ha prohibido los spots publicitarios de otro producto de Want Want, una bebida achocolatada llamada O Pao en el que se muestran escenas de romance entre jóvenes.

El papel de la mujer china en la sociedad

Dada lo conservadora que es la sociedad china, no cabe duda de que estos comerciales no pasarían desapercibidos. El sexismo está a la orden del día y el papel de la mujer está considerado como más bien sumiso. En este contexto, este tipo de conductas de mujeres confiadas y seguras de sí mismas, que además abordan a sus intereses románticos que se muestran en las publicidades son todo un acto revolucionario, pues es un comportamiento que podría considerarse como feminista y el feminismo en China está penado por la ley.

Para 2015, la presencia de mujeres chinas en el gobierno era de apenas 25,1% de 88 millones de miembros en el partido comunista, y solo 3 de 10 ocupaban cargos medios, por mencionar un ejemplo, y 60% de las mujeres casadas dependen de sus esposos y se quedan en casa.

Como mencionamos, estos comerciales muestran a las mujeres asumiendo un rol más proactivo en sus vidas sexuales. A pesar de que solo a partir de la década de los noventa, más chinos comenzaron a tener relaciones sexuales antes del matrimonio, en las escuelas se imparta la educación sexual como materia de manera limitada, pues el tema de la sexualidad adolescente causa constante incomodidad en la sociedad.

Sin embargo, hay que revisar cuidadosamente el mensaje detrás de esta publicidad. Elizabeth LaCouture, una profesora de estudios de género en la Universidad de Hong Kong, advierte que los comerciales vinculan el consumo de alcohol con establecer relaciones, lo cual podría ser especialmente problemático en consumidores menores de edad.

“Antes de celebrar la liberación de género, debemos considerar cómo funciona el alcohol dentro de los comerciales”, dice LaCouture. “Al final, el producto y los comerciales sugieren la necesidad de enseñar y discutir el consumo responsable de alcohol en escuelas secundarias chinas y en las universidades de China, y cómo tener relaciones de pareja saludables sin alcohol”.