Cuando un economista del sistema financiero tradicional ha ofrecido una opinión relativamente positiva en relación a las criptomonedas se suele recibir la noticia con gran sorpresa.

Sin embargo, no resulta nada extraño cuando una institución centralizadora emite opiniones o hace público algún informe evaluando los aspectos negativos del Bitcoin, básicamente con la finalidad de desalentar a los nuevos inversionistas y detener el auge imparable de las criptomonedas.

Esto es lo que pretende propiciar una publicación del Banco de Pagos Internacionales (BIS, por sus siglas en inglés), una institución creada para fomentar la cooperación financiera entre los bancos centrales de todo el mundo, donde condena a las criptomonedas y las llama un ‘nuevo pétalo de flor de dinero’, asegurando que incluso Internet podría hundirse si los sistemas digitales de pago terminaran procesándose a través de una cadena de bloques.

En este sentido, el informe del BIS profundiza en los desafíos a los que se enfrentan las criptomonedas, como la gran cantidad de energía utilizada en el proceso de minería. De hecho, asegura que la búsqueda de confianza en la economía descentralizada es un verdadero ‘desastre ambiental’.

El BIS hace un repaso por otros problemas conocidos de las criptomonedas, como su escalabilidad, afirmando que en caso de que se procesen la cantidad actual de transacciones digitales que actualmente manejan los sistemas nacionales de pago, el tamaño de la cadena de bloques se expandiría más allá de la capacidad de almacenamiento de los servidores en pocos meses. Con tantas personas interactuando a través de la red, sería el final de Internet.

Como era de esperarse, el informe se queja de la naturaleza descentralizada de las criptomonedas, y cómo estas eliminan la presencia de un control central que determine su valor. Al referirse a este punto, el BIS exalta la labor de los bancos centrales al controlar el suministro de dinero fiat para estabilizar su valor, sin embargo, condena a las criptomonedas y a sus protocolos predeterminados.

Por otra parte, el informe critica el poder de los mineros que tienen parte del control de redes como la de Bitcoin, lo que, según la publicación, disminuye la certeza de que un pago está asegurado. Finalmente, y como es usual en este tipo de informes, el BIS destaca el potencial de Blockchain en diversas industrias como la de la cadena de suministro.