Los ataques DDos (Denegación distribuída de servicio), son muy usados en Internet para saturar páginas web debido al envío de un amplio volumen de información o peticiones de acceso desde diferentes conexiones, con el fin “tumbar” o desconectar el servidor; es por eso que es uno de los más usados en contra de grandes empresas como GitHub, o incluso plataformas como NetFlix también se han visto afectados. Sin embargo, la situación se complica cuando se afectan sitios que manejan información de vida o muerte, esto sucedió recientemente cuando un hacker apodado “Baron Bitcoin”  decidió atacar la red de la ciudad Madison, afectando incluso el sistema de emergencias del 911.

Un hacker considerado “el delincuente más inepto de Internet” recibió el lunes una sentencia de 20 meses de prisión por lanzar ataques DDoS contra la ciudad de Madison, Wisconsin. Estos ataques causaron demoras y cortes en varios servicios municipales, incluídas las llamadas de emergencia a la central del 911.

“Bitcoin Baron”, cuyo nombre de pila es Randall Charles Tucker de 23 años de edad, se declaró culpable por los ataques perpetrados exactamente entre el 9 de marzo y el 14 de marzo de 2015.

El incidente de Madison no es el único ataque DDoS atribuido a Tucker. The Observer informa que el ‘hacktivista’ se adjudicó la responsabilidad de una variedad de ataques en línea contra objetivos de gran alcance, que incluyeron las redes de varios municipios de los EE.UU, Hospitales para niños, sitios de noticias, firmas de alojamiento web, bancos, servidores de juegos y páginas principales de otros grupos de hackers.

La mayoría de los ataques fueron de corta duración, ya que Tucker se movió de un objetivo rápidamente.

El Departamento de Justicia dijo que Tucker se jactó de los ataques en las redes sociales, donde se llamó a sí mismo “Bitcoin Baron”, y de hecho manifestó su molestia en Twitter ya que el grupo de Anonymous se había quedado con el crédito: “siguen robando mi crédito” escribió Tucker, después que el ataque de Madison se atribuyera al grupo.

Además de la sentencia de prisión, Tucker recibió la orden de pagar US$69,331.56 en restitución a las víctimas de sus ataques.

Aunque, esta no es una pena justa considerando que el ataque pudo haber arrojado graves consecuencias además de las mencionadas, se espera que esta sentencia sirva como advertencia para que otros hackers lo piensen dos veces antes de cometer una acción tan delicada.