La Influencia Evolutiva Del Sexo Casual

Una investigación reciente, llevada a cabo por Peter Karl Jonason, de la Universidad Western Sydney, demostró que existen evidencias que indican que las personas con trastornos de la personalidad, suelen mostrarse más interesadas en el sexo casual que personas sin estas patologías.

Al respecto, es Psicólogo comentó que existe mucha investigación en torno a las relaciones entre diversos aspectos del sexo y de los vínculos humanos con los rasgos de personalidad considerados como normales; sin embargo, no hay mucho campo en lo que respecta a la influencia de los trastornos de la personalidad con esto.

Identifican tres subtipos de depresión, uno de ellos resistente a los medicamentos

Adicionalmente, Jonason plantea que el campo se ve limitado por los tamaños de las muestras con los que se pueden trabajar y la tendencia a patologizar el sexo; por lo tanto, su principal objetivo fue el de brindar explicaciones más solidas en torno a este tema bajo el paradigma de la Psicología Evolutiva, de forma que se evitasen los juicios morales respecto a las formas en las que las personas se relacionan.

Para esto, fueron encuestados 702 estudiantes de Pregrado para conocer si hay algún rasgo patológico en la configuración de personalidad, además de explorar su historia de vida y comprender su forma de relacionarse, tanto a nivel social como sexual con los demás.

De esta forma, se encontró que las personas que tenían una mayor cantidad de rasgos patológicos a nivel de personalidad, eran más propensos a desarrollar vínculos sexuales sin compromisos afectivos, es decir, estaban más interesados en el sexo casual. De acuerdo a Jonason:

“En términos generales, las personas con patologías de la personalidad, están más interesadas en el sexo casual que en la relaciones serias (…) los hombres se interesan más en el sexo casual que las mujeres, cuyos intereses giran en torno a relaciones a largo plazo”.

De acuerdo al investigador, esto no tiene nada que ver con la cantidad de experiencias sexuales previas, sino que las diferencias se explican en función de trastornos de la personalidad, tales como el neuroticismo, muy prevalente en las mujeres.

Además, el científico plantea que estos efectos pueden ser una función de la historia de vida de las personas, sobre lo que influye la forma en la que se compensan los intereses altruistas a largo plazo y los intereses egoístas a corto plazo; en otras palabras, se plantea que las experiencias tempranas en la vida de las personas, moldean su comportamiento en torno a si mismos y a los demás.

Los rasgos oscuros de nuestra personalidad se relacionan por un factor en común

Por lo tanto, aquellos que enfrentan infancias impredecibles, suelen desarrollar apegos inseguros, lo que se traduce en una tendencia a la gratificación inmediata y a los comportamientos riesgosos. Por su parte, aquellos con crianzas más estables, suelen postergar más las gratificaciones para conseguir objetivos a largo plazo.

No obstante, es necesario recordar que este es un estudio pionero en el área, por lo que tiene varias limitaciones; por ejemplo, plantea Jonason, que es muy pronto para asegurar que el orden propuesto sea el correcto, pues es posible que, aunque sea poco probable, ciertos comportamientos sexuales conduzcan a rasgos patológicos de la personalidad. Sin embargo, abre el campo al estudio de la relación entre diferentes trastorno de la personalidad y las preferencias sexuales de los individuos.

Referencia: Love, Sex, and Personality Pathology: A Life History View of Personality Pathologies and Sociosexuality, (2018). https://doi.org/10.1080/00224499.2018.1471444

Más en TekCrispy