Amazon quiere expandir el alcance de su altavoz inteligente, y ha anunciado el día de hoy Alexa for Hospitality, una versión especial de este dispositivo que será distribuido a hoteles, hospedajes vacacionales y otras ubicaciones a partir del día de hoy.

A través de un comunicado, la compañía afirmó que la experiencia con Alexa podrá ser personalizada y adaptada a cada ubicación individual, lo que quiere decir que los huéspedes podrán solicitar servicios a la habitación, ajustar los controles de temperatura, luces, solicitar servicio de limpieza, etc., a través del altavoz con Amazon Echo.

Además, los usuarios podrán realizar preguntas puntuales sobre los servicios del hotel, como la hora en que abre la piscina o incluso donde está ubicado el gimnasio. El gigante del comercio electrónico también reveló que una de las cadenas hoteleras más prestigiosas del mundo, Marriot International, integrará Alexa for Hospitality en algunos de sus hoteles a partir de este 2018.

De hecho, hoteles de lujo de Las Vegas como el Winn han comenzado a utilizar este altavoz con Echo en sus habitaciones, incluso antes de que Amazon lanzara esta opción para interactuar con los huéspedes durante su estadía.

Pese a las excelentes opciones que tiene esta versión del altavoz inteligente, las primeras dudas que han surgido tienen que ver con la privacidad de los usuarios en las habitaciones y su confianza en el dispositivo.

Ante esta situación, la compañía ha dicho que las grabaciones de los comandos de Alexa serán eliminadas de forma automática, afirmando además que los hoteles no tendrán acceso a las grabaciones del dispositivo y ni podrán revisar las respuestas que ha dado Alexa a los huéspedes.

La única manera en la que los hoteles pueden utilizar Alexa for Hospitality es para personalizar el dispositivo con respecto a las estaciones de música u ofreciendo habilidades especiales a Echo para ofrecer una mejor experiencia a los usuarios.

Recordemos que recientemente este asistente inteligente fue acusado de grabar una conversación privada y la envió a otro usuario como un mensaje sin que nadie le ordenara hacerlo. En ese momento, Amazon dijo que se trataba de un incidente inusual, donde Alexa habría escuchado la orden y envió el mensaje. Sin embargo, queda por ver si las denuncias aumentan luego de esta versión para hoteles.