En el contexto del movimiento #MeToo, Netflix ha renovado sus políticas antiacoso, especialmente después de que el drama ‘House of Cards’ saliera perjudicado por las denuncias por acoso que algunos miembros del equipo de producción hicieran contra Kevin Spacey.

Según una entrevista concedida a The Sun, un implicado en la producción de ‘Black Mirror’, adelantó algunas de las nuevas normas que comenzaron a implementarse dentro de la compañía de streaming diciendo que “los superiores de producción asistieron a una reunión sobre acoso para aprender qué es apropiado y qué no”, como por ejemplo “mirar a alguien por más de cinco segundos está considerado extraño”.

Entre otras normas dentro de la lista, un trabajador no debe pedirle el número a compañero a menos que éste haya autorizado su distribución. Agregó el entrevistado que si alguien ve un comportamiento no deseado, “debe reportarlo inmediatamente”. Algunas de estas reglas han sido comentadas en las redes por ser consideradas extremas, específicamente la de no mirar a alguien por más de cinco minutos.

‘Black Mirror’ es la primera producción en grabar bajo estas normas, y aunque Netflix no ha confirmado ni negado la existencia de las mismas, sí emitió el siguiente comunicado: “estamos orgullosos de la formación antiacoso que ofrecemos a los trabajadores de nuestras producciones. Queremos que cada producción de Netflix sea un entorno de trabajo seguro y respetuoso. Creemos que los recursos que ofrecemos capacitan a las personas en nuestros sets para que hablen y no deben trivializarse”.

De seguro que Netflix no quiere tener más problemas similares al de Kevin Spacey, el cual casi deja sin una de sus principales productos audiovisuales a la compañía precisamente por no haber hecho los correctivos o haber tomado las medidas preventivas necesarias. Tal vez muchas de estas reglas estén siendo exageradas por The Sun, pero sí están educando a sus trabajadores para prevenir este tipo de cosas.

El mundo del espectáculo se está tomando cada vez más en serio las políticas antiacoso, luego de que el año pasado explotara el caso contra Harvey Weinstein, el cual le valió una condena a la cárcel por acoso de un buen grupo de actrices y trabajadoras de la industria.

Más en TekCrispy