La Federación Internacional de Fútbol Asociado (FIFA) comenzó a desplegar por primera vez la tecnología de arbitraje asistido por video (VAR, por sus siglas en inglés) en abril de 2017 en Australia, sin embargo, por primera vez ha llegado a una Copa Mundial en Rusia 2018.

Antes de dar inicio a la máxima competición futbolística del mundo, se especuló mucho sobre los aspectos positivos y negativos de esta tecnología, sin embargo, ya se ha hecho oficial en algunos partidos, y las primeras impresiones de la FIFA han sido satisfactorias. Pese a ello, los fanáticos son quienes más se han quejado del VAR, y una editorial de NewScientist es una de las pruebas más enfáticas de esta inconformidad.

Además del arbitraje habitual y el equipo de asistentes, cada juego de Rusia 2018 contará con un VAR, que consta de tres asistentes y cuatro operadores humanos en una cabina remota en Moscú, quienes accederán a 33 cámaras con visión al campo de juego para ayudar al árbitro principal en las decisiones más polémicas o donde exista mayor duda.

En este sentido, el VAR ayudará al árbitro para determinar si un balón ha cruzado la línea de gol, si se cometió realmente una falta, si un jugador merece una tarjeta roja o si un jugador es acusado equivocadamente de cometer una infracción.

Los verdaderos fanáticos de este deporte se han mostrado escépticos ante esta tecnología, sobre todo porque argumentan los errores humanos de los árbitros forman parte del juego, y gritarle a las pantallas por estas malas decisiones también representan parte de la emoción del fútbol.

¿Puede un modelo de inteligencia artificial predecir el cáncer de mama?

Uno de ellos es Chris Nee, quien escribió la editorial de NewScientist, quien afirma que se trata de un experimento imprudente que juega con los incidentes que más afectan los resultados. Según Nee, los resultados durante las pruebas de VAR fueron desastrosos, con decisiones arbitrales tardando mucho en llegar.

Asimismo, afirma que las decisiones de los árbitros han sido tan debatibles como antes, incluso con decisiones incorrectamente anuladas. Incluso, afirma que los partidarios de la tecnología la respaldan porque creen que será positiva, no porque consideren que está lista para su implementación.

Sin embargo, tras los primeros juegos del mundial, donde ya ha sido utilizado el VAR, la FIFA ha expresado su satisfacción por los resultados obtenidos gracias a esta tecnología.

En el juego entre Portugal y España, la polémica se hizo presente cuando fanáticos y expertos criticaron a los árbitros por no utilizar la tecnología en una jugada decisiva, pero la FIFA aclaró que no hubo necesidad de ello, pues todos los asistentes del principal indicaron que no era necesario utilizarla.

Más en TekCrispy