La secuela de ‘Los Increíbles’ podría causar epilepsia, según advierte Veronica Lewis, una usuaria de Twitter. La advertencia se ha vuelto viral en redes, pues Lewis informó que la película contiene varias escenas con luces estroboscópicas e intermitentes que podrían afectar a personas que sufren de epilepsia, migraña y otras enfermedades crónicas relacionadas con fotosensibilidad.

En un hilo de Twitter, la también bloguera explica que el arma utilizada por el villano de esta película, llamado Rapta-Pantallas, es una pantalla con luces blancas muy brillantes que se mueven a una alta frecuencia, con la intención de desorientar a las personas. Una de estas escenas dura hasta 90 segundos con luz estroboscópica contínua, mientras que las otras escenas están entre los 5 y 30 segundos de duración.

Sin ánimos de perjudicar ni la trama de la película ni su proyección en cines, Lewis repara en explicar que su advertencia es más una petición para Disney/Pixar y los cines adviertan sobre la existencia de este tipo de escenas. Hasta los momentos no se ha contabilizado ningún caso de gravedad.

Además de Lewis, otras personas han advertido sobre este problema, al igual que en algunas reseñas sobre la película y los esfuerzos parecen haber dado frutos, pues Disney envió una comunicación a los directivos de los cines para que colocaran la advertencia antes del comienzo de la película: “Ha llamado nuestra atención que algunos efectos de luz en ‘Los Increíbles 2’ podrían afectar a espectadores fotosensibles. (…) recomendamos que provea el siguiente anuncio en la pantalla y en otros lugares apropiados: ‘LOS INCREÍBLES 2’ contiene una secuencia de luces intermitentes que podrían afectar clientes que son susceptibles a la epilepsia fotosensible y otras fotosensibilidades”.

Un caso similar se produjo en 1997, cuando 685 niños fueron enviados al hospital en Japón luego de un episodio de ‘Pokémon’ en la que se utilizó una secuencia de luces intermitentes rojas y azules para animar una escena donde Pikachu hace estallar misiles en el ciberespacio, lo cual provocó la salida del aire del show por casi cuatro meses.

Nuestra comida está contaminada con PFAS, químicos que no se degradan

Más en TekCrispy