El criptoactivo de mayor relevancia en el mundo, el Bitcoin (BTC) una vez más amenaza con sufrir una caída en su valor hacia (o incluso por debajo de) los US$ 6000 por unidad, con los panoramas a corto y largo plazo indicando una tendencia bajista.

Bitcoin encontró aceptación por encima de la resistencia clave de US$ 6425 (el punto más bajo del 1ero de abril) hacia el final de la semana pasada, lo que podría indicar un rally que lo llevaría nuevamente hacia los US$ 7000.

Asimismo, los indicadores a corto plazo mostraban una posible reversión de tendencia cuando el valor de la criptomoneda líder rozara los US$ 6300 por unidad alrededor del viernes de la semana pasada.

No obstante, no hubo mucho interés de compra en el Bitcoin durante el fin de semana, lo que dejó su valor más o menos estancado alrededor de los US$ 6500. En este sentido, la caída del punto más alto del domingo (US$ 6573) hasta el punto más bajo de hoy (US$ 6370), las tablas a corto plazo han cambiado su tendencia hacia la baja, mientras que las de largo plazo aún mantienen este mismo semblante.

Al momento de este escrito, el valor de un token de BTC se encuentra tradeándose a US$ 6430 en el exchange Bitfinex, alrededor de 1.3% menos a lo largo de las últimas 24 horas, y con miras a seguir decayendo.

La caía del precio del BTC a los US$ 6370 confirmó un quiebre del banderín hacia la baja, un patrón que indica la continuación de la tendencia bajista tomando la venta desde los US$ 7638 como punto de partida.

En este sentido, el valor del BTC podría seguir bajando incluso hasta los US$ 5820, con el indicador de las medias móviles (MA) también inclinado hacia la baja en tablas de 50, 100 y 200 velas. Además, el índice de fuerza relativa (RSI) no ha logrado subir hasta los 50.00 (territorio alcista).

El BTC continua atrapado en un canal descendente, con el RSI aún por debajo de los 50.00 (territorio bajista) y las medias móviles de 10 días también descendiendo

Las medias móviles de 5 y 10 semanas también se encuentran en descenso, indicando un panorama bajista. Las medias móviles de 10 semanas están a punto de cruzar las de 50 semanas desde arriba (cruce bajista) por primera vez desde septiembre del 2015.