Esta semana presentó buenas noticias para los inversores de criptomonedas, tras el anuncio de la Comision de Bolsa y Valores de los EE.UU (SEC) aclarando que el ether (ETH) no puede ser considerado como un activo, despejando así el camino para próximos lanzamientos de futuros de ethereum.

Este jueves, el director de finanzas corporativas del SEC William Hinman decretó que “la red Ethereum y su estructura descentralizada, así como sus ofertas y ventas de tokens no pueden entrar en el concepto de las transacciones de valores tradicionales”.

Esta noticia, según Chris Concannon –fundador y jefe operativo del exchange CBOE–, despejó el terreno actual para el lanzamiento de más productos basados en Ethereum, como los futuros en criptomonedas, debido a que la red ya no estará bajo la supervisión directa del organismo del estado.

En cuanto a lo anterior, Concannon comentó que:

Estoy muy satisfecho con la decisión del SEC de aclarar el panorama en torno a esta criptomoneda. Este anuncio despeja un obstáculo que estaba presente hace mucho tiempo en cuanto al lanzamiento de futuros de ether, lo cual hemos estado considerando desde que lanzamos los primeros futuros de bitcoin en diciembre de 2017.

Y como era de esperarse, luego del anuncio oficial, el valor del mercado digital descentralizado subió. El ether, por ejemplo, presentó un alza del 10% de su valor y se posicionó en $518.94 dólares para el momento del reportaje, el 14 de junio.

Cabe destacar que los futuros de Ethereum ya están siendo ofrecidos mediante otra plataforma en el Reino Unido, a través de la cual se ofrecen servicios de índices de referencias de valores para el ether, en asociación con el ‘CME Group’.

Ciertamente, la batalla del mercado de criptomonedas con las autoridades no parece ver su fin. Con el vacío legal que existe aún y la alza en el índice de criminalidad, cientos de reguladores gubernamentales a nivel internacionales han procurado el establecimiento de normativas para mantener el control del comercio.

Los EE.UU, por su parte, particularmente el SEC, han estado apretando el mando regulatorio de varias criptomonedas y, especialmente, los negocios con ICOs (Ofertas Iniciales en Criptomonedas), alegando que son sinónimo de transacciones no transparentes y fraudulentas.