No es errado pensar que si Stephen Hawking pasó la mayor parte de su vida enseñándonos sobre el espacio exterior, una parte de él acabe cerca de las estrellas. El pasado mes de marzo, el mundo científico tuvo una de sus mayores pérdidas en los últimos años, cuando este célebre físico falleció.

A pesar de que sus cenizas reposan en las tumbas de leyendas de la ciencia como Newton y Darwin, el servicio funeral de Hawking del pasado viernes en la Abadía de Westminster dio mucho de qué hablar, sobre todo porque se envió una grabación con su voz hacia un agujero negro a millones de años luz de distancia.

El compositor griego Vangelis fue el encargado de editar la voz del físico y adaptarla a una pieza original de música. La familia de Hawking afirmó que esta grabación tenía el fin de enviar un mensaje de paz y esperanza.

En declaraciones a CNN, Mark McCaughrean, asesor científico de la Agencia Espacial Europea, dijo que la grabación tiene una duración de 6 minutos y medio, mientras Hawking hace la voz en off. Afirmó que se trata de un mensaje de reflexión que invita a cuidar a la Tierra como único lugar que tenemos para habitar.

Los científicos utilizaron la antena de Cebreros, ubicada en España, y enviaron la grabación hacia el agujero negro 1A 062-00, el más cercano que se conoce hasta ahora, y que está a 3,500 años luz de la Tierra.

Este extraño sistema estelar desafía los modelos de formación planetaria

Durante la ceremonia la grabación también fue escuchada por los asistentes, y cada uno de ellos tuvo la posibilidad de recibir un CD con esta pieza, que podrá ser escuchada por el público en una fecha posterior no revelada.

Justo antes de llegar al agujero negro, la grabación se bloqueará, sin embargo, desaparecerá con el efecto de la radiación Hawking emitida por el agujero, llamada así por el fallecido científico. Finalmente, los familiares de Hawking agradecieron el gesto de apoyo, afirmando que esta grabación en el espacio representa el lugar ideal para el descanso del físico.

Más en TekCrispy