Desde su lanzamiento en el año 2009 y a medida que ha ido evolucionando, Bitcoin se ha convertido en una innovación de alto impacto a nivel global en el sistema financiero tradicional. Su arquitectura, funcionamiento y tecnología, permitieron el desarrollo constante de una enorme cantidad de proyectos relacionados a las criptomonedas.

El incremento que ha tenido la adopción de Bitcoin, también es un reflejo de la innovación que ha traído su creación. Los usuarios han sido capaces de obtener las mismas características del dinero común en una versión mejorada y completamente descentralizada, siendo una forma más accesible y transparente de manejar los activos.

Es por eso que al hablar de dinero, ya no solo se piensa en las típicas monedas fiduciarias emitidas por los bancos centrales, sino que fácilmente Bitcoin puede tomar un lugar relevante en la conversación. La razón de esto, es que su concepto fue diseñado con el objetivo de optimizar y perfeccionar en gran medida todos los aspectos del dinero fiduciario, y en su trayectoria hasta los momentos, lo ha venido logrando.

Como consecuencia, Bitcoin no solo ha ido revolucionado el mundo financiero, sino que ha cambiado totalmente la noción del dinero para las personas, posicionándose como una opción válida en cuanto la alternativas para el manejo del mismo.

Aspectos en los que Bitcoin se ha destacado frente al dinero fiduciario

Las monedas fiduciarias cuentan con ciertos elementos que las caracterizan, y sobre los cuales, se ha enfocado el desarrollo de Bitcoin en su propósito de superar el modelo actual concebido por el sistema financiero tradicional.

Funcionamiento esencialmente descentralizado

Esta es principalmente la característica más destacada de Bitcoin como criptomoneda. Su estructura descentralizada no la hace dependiente de ningún ente financiero, ni gubernamental, puesto que el funcionamiento de la plataforma está a cargo de todos los usuarios que componen la red a través de la conexión de los nodos que forman parte de ella.

Por otra parte, lejos de las regulaciones legales que puedan implementar los gobiernos, no existen otros factores que afecten su operatividad, lo que se debe principalmente al soporte que le presta la tecnología blockchain en la cual se desenvuelve su protocolo. Es así como todo el mundo sin distinción puede tener acceso a su plataforma y también la capacidad de mantener activos o efectuar transacciones, sin mayores requisitos que una conexión a internet y una dirección valida de Bitcoin.

Durabilidad en el ámbito digital

A diferencia del deterioro que pueda sufrir el dinero corriente o lo problemático que resulte la tenencia de oro y plata, Bitcoin asegura una durabilidad sin mayores inconvenientes por el tipo de almacenamiento digital utilizado en su resguardo. De tal manera que no existiría diferencia para el titular en mantener un simple dólar o varios millones en esta criptomoneda, ya que su integridad estaría asegurada por completo en el transcurso del tiempo.

Igualmente la seguridad de este criptoactivo es un apartado de gran importancia, por lo que el funcionamiento de la gran mayoría de las billeteras está diseñado para que el titular tenga control absoluto y responsabilidad sobre sus fondos. Esta ventaja se logra a través del uso de llaves privadas o de frases y contraseñas mnemotécnicas empleadas por las opciones de almacenamiento disponibles en el mercado, siendo así como Bitcoin garantiza la completa durabilidad, el acceso y la seguridad a los activos disponibles.

¿La pereza podría ser un motor para la innovación?

Comodidad de manejo y transferibilidad

Otra de las mejoras en cuanto a la gestión de los fondos por medio de Bitcoin, es lo fácil que se produce su manejo ya sea en pequeñas o grandes cantidades, y por lo tanto, al igual que resulta lo mismo almacenar un dólar o muchos millones en una billetera, asimismo se podrán realizar transferencias sin importar lo cuantiosas que estas sean.

Uno de los beneficios de este aspecto en relación al dinero fiduciario y en lo que respecta al sistema financiero, es el hecho de no contar con ningún tipo de limitaciones por alguna entidad en específica. De modo que no hay complicaciones por fronteras, intermediarios o regulaciones para el manejo y transferencia de las criptomonedas.

Extraordinaria capacidad de divisibilidad

Bitcoin está diseñado para ser divisible entre cien millones de satoshis que es la unidad más pequeña utilizada por la criptomoneda, de tal forma que 1 BTC es igual a 100,000,000 de Satoshis. Esto es algo que obviamente no es posible de efectuar con otro tipo de moneda, ni por supuesto, con un metal precioso como el oro o la plata.

La gran capacidad de divisibilidad que tiene Bitcoin, es obtenida gracias a su condición de activo digital y claramente debido a su diseño original característico. Algo que permite una variedad de posibilidades para ejecutar transferencias en montos más reducidos y facilitar nuevas operaciones comerciales creadas a partir de esta ventaja.

Control en las unidades mediante un suministro limitado

Bitcoin mantiene un suministro limitado de 21 millones de unidades, un número claramente definido y sin posibilidad de ser cambiado fácilmente, este factor lo hace claramente diferente al dinero fiduciario que aunque tiene de igual modo un suministro establecido, puede existir el momento en que se vea modificado por las autoridades a cargo de un banco central.

Como consecuencia de esta condición, se desarrolla el concepto de escasez digital, el cual ayuda a la criptomoneda en el mantenimiento de condiciones económicas óptimas para su funcionamiento a futuro, e igualmente previene de otros fenómenos que afectan a los sistemas tradicionales de monedas fiat como la inflación.

Por otro lado, este número bien establecido de suministro máximo, impide que los usuarios de la red se vean en la tentación de falsificar, alterar o realizar un doble gasto de cualquier cantidad de unidades, debido a que los propios métodos de validación de la cadena de bloques evitarían que se llevara a cabo.

Palabras finales

A pesar de todas las ventajas que posee su tecnología y que básicamente le han permitido reinventar el concepto de dinero por la forma en que ha sido concebido, Bitcoin todavía tiene sus inconvenientes y obstáculos que debe resolver con el constante desarrollo. Algo que ya se ha puesto en marcha durante estos últimos años con las implementaciones de mejoras significativas como SegWit y Lightning Network.

No obstante, aún queda mucho camino por delante para esta tecnología y lo más probable es que se sigan promoviendo soluciones para optimizar su uso y continuar con los niveles de adopción que se han evidenciado últimamente por parte de las personas.

Más en TekCrispy